Otros dos perros muertos y dos mujeres heridas por las abejas

El fin de semana, cuatro canes habían fallecido en Posadas y Garupá por las picaduras. Las personas atacadas están fuera de peligro, pero hay preocupación.

17/10/2019 07:49

Fotos: Gentileza Bomberos Voluntarios Candelaria

Luego de la triste noticia que publicó PRIMERA EDICIÓN sobre el fallecimiento de cuatro perros debido a picaduras de abejas en Posadas (uno) y Garupá (tres), se sumaron dos nuevos casos fatales por la misma causa, esta vez en Candelaria.

Este martes al mediodía, en el barrio Evita, ubicado en cercanías del exbalneario de Candelaria, los Bomberos Voluntarios locales fueron alertados por la aparición de un importante enjambre de abejas que atacó en tres de las 19 viviendas del vecindario, así como a varios perros de la zona.

Dos de dichos canes, un macho y una hembra, perecieron debido a las picaduras recibidas, sin poder defenderse por estar atados a la hora de lo que a la postre sería un ataque mortal.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el periodista candelariense Marcelo Chaparro relató que “de milagro no tuvimos que lamentar víctimas fatales, puesto que dos mujeres fueron picadas, una en sus piernas y la otra en la cabeza”.

“Ambas debieron ir hasta el hospital local, donde recibieron atención y están fuera de peligro. Lamentablemente no corrieron la misma suerte dos perros, que no se salvaron de las picaduras”, añadió.

Acto seguido agregó: “Esto consternó a gran parte de la población y, según datos aportados por los propios vecinos del lugar, esta colmena de abejas estaba en un lavarropas viejo, en un árbol y en un tambor. Estos tres focos estaban en un terreno cercano a las viviendas y al parecer, unos caballos habrían cruzado por el lugar y movido dichos enjambres, que atacaron a las personas y perros de las casas cercanas”.

 

Trabajo especializado

También en diálogo con este Diario, el apicultor local Luis Fernández comentó que “en la noche del martes colaboré con el personal de Bomberos de Voluntarios y procedimos a retirar los enjambres existentes en el barrio Evita. En el lavarropas y en el tambor había un panal de vieja data, ya que tenía crías y todo. Le calculo un año de existencia allí, más o menos”, puntualizó.

Además comentó que “las abejas que pude sacar del lugar las traje a mi casa y las guardé en cajas, como corresponde. Ahora las voy a dejar unas dos semanas que se tranquilicen y luego las voy a llevar al campo, a un apiario”.

 

“No molestar a las abejas”

Por otra parte, el experto en abejas alertó que “bajo ningún punto de vista, y menos de día, se debe molestar o mover un enjambre de abejas; ya que ellas, al sentirse amenazadas, reciben una orden de la abeja reina y atacan a todo lo que se mueva hasta en un radio de 100 metros, y no discriminan personas o animales”.

“En caso de sentirse atacados o ver un ataque de abejas, se debe llamar en forma inmediata a los Bomberos, a personal idóneo como algún apicultor o en su defecto hacer humo, pero nunca mover el panal. Además, si un ser humano o un animal es picado por una abeja y tiene picazón en la garganta, es un síntoma de alergia, por lo cual debe ir sin demora a un centro asistencial a que le apliquen un inyectable, que es lo que le va a salvar la vida”, aconsejó.

 

Mucho cuidado

A su turno, la jefa del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Candelaria, Ramona Blanco, reseñó a PRIMERA EDICIÓN que “intervenimos en el barrio Evita en horas de la tarde por la aparición de varios enjambres de abejas. Ya en la noche del martes trabajamos junto a un apicultor para poder retirar de allí dichos panales, que pese al trabajo realizado se llevó la vida de dos perros y alcanzó a picar a dos personas”.

“En esta época del año hay que tener sumo cuidado con las abejas, no molestarlas y llamar en forma inmediata a los Bomberos para poder encontrar una solución pacífica”, remarcó.

 

Reaccionan al ataque

Por otra parte, en diálogo con el programa “El Aire de las Misiones” que se emite por la FM 89.3 Santa María de las Misiones, el titular de la Dirección de Producción Apícola del Ministerio del Agro, Norberto Maschke, habló sobre los últimos ataques registrados y señaló que “es una época donde las abejas comienzan a multiplicarse en forma natural y ocupan nuevos espacios con nuevas colonias. Muchas veces las personas no saben que hay un enjambre y sin querer lo golpean y ahí las abejas se sienten amenazadas y reaccionan. Ellas atacan porque se sienten atacadas”.

Además, advirtió que “si uno detecta que hay una colonia de abejas en un espacio público, hay que informar a la Municipalidad o a Bomberos. Hay personas que van y retiran esas colonias. Pero hay que darle una solución, porque si en algún momento alguien pasa y las golpea, las abejas reaccionarán”.

Por último, reiteró la necesidad de que las personas alerten sobre cualquier existencia de colmenas.