Santo de mi devoción

¡Y gritó campeón! Olimpia / San Antonio se quedó con el Torneo Apertura “Roberto Beto Ferreyra” tras vencer 4-1 a Atlético Iguazú de Alem, en la vuelta de la final de la Liga Obereña. Ramírez, Ruzak, Fassa y Portillo, los cuatro fantásticos que hicieron delirar a la gente que festeja un nuevo título.

09/09/2019 11:25

La Liga Obereña tiene campeón: Olimpia / San Antonio venció por 4-1 a Atlético Iguazú de Leandro N. Alem en un partido que tuvo de todo. Así, los muchachos de Darío Portillo pudieron coronar una temporada ideal. Mucha emoción para el local que pudo dar la vuelta y levantar la copa.

Con un importante marco de público que se acercó hasta el Juan Cáceres, la final tuvo todos los condimentos: goles, penales errados, rojas. Todo. Tras el empate 1-1 en la ida, el match arrancó peleado. Olimpia, dirigido por Néstor Quevedo debido a que Darío Portillo fue expulsado en la ida, quería pero no podía mientras que Atlético también intentaba. Hasta los 28 minutos del primer tiempo, cuando Santiago Ramírez abrió el marcador para el local y puso las cosas 1-0.

Desahogo para la gente de Olimpia que empezaba a acariciar la copa. Hasta que a los 42, el referí Mariano Agli marcó penal y amarilla para José Cabral de Olimpia por la falta en el área. Pero Franco Rivas se puso la capa de héroe y se quedó con el remate de Leandro Froes que la pateó rastrera al palo derecho del arquero. Los de Alem dejaban pasar la oportunidad para cambiar la historia mientras se extinguía el primer tiempo.

Para colmo de males, Olimpia salió con todo para el complemento. A los 3 minutos, Alejandro Ruzak convirtió el 2-0 para el local que se alejaba de a poco en el marcador. Hasta los 10, cuando Gabriel Fernández, que había reemplazado a Paolo Antúnez, marcó el descuento y encendió la esperanza en la visita.

Pero duró poco. A los dos minutos, Orlando Fassa marcó el tercero para Olimpia y puso las cosas más difíciles para los de Alem. Y se iban a poner más complicadas: a los 25 minutos, Fernández, el autor del descuento para la visita, vio la roja tras cortar con falta el avance de Diego Yezo, que se iba para el área de Atlético. 3-1 abajo y con diez.

Y así, el local tuvo tiempo para el cuarto, en los pies de Nicolás Portillo que puso cifras definitivas: 4-1 y campeonato para Olimpia / San Antonio. Pero no sería todo. A un minuto del final, hubo un cruce que terminó en empujes y algunos golpes, que Agli cortó con roja para Orlando Fassa, de Olimpia. Fue una final que tuvo de todo.

Después, no hubo tiempo para más: final del partido y del campeonato, que quedó en manos de Olimpia, que alzó la copa y la llevó hasta su gente para festejar lo conseguido. El público deliró con una nueva estrella. A festejar.

PELEADO. Como una final, se jugó fuerte: el partido terminó con dos hombres menos.