La UNAU adquirió un micro para el traslado de alumnos a otras localidades

Ante la problemática con el transporte, la Universidad modificó los horarios y comisiones de cursada. Ahora pondrán a disposición esta alternativa en función de la cantidad de estudiantes que lo necesiten. Muchos jóvenes llegan desde San Pedro y El Soberbio hasta la sede de San Vicente.

25/08/2019 09:31

Los alumnos de la Universidad del Alto Uruguay comenzaron el ciclo lectivo con todas las expectativas de una nueva alternativa académica en la provincia pero se encontraron con algunos inconvenientes, principalmente en traslado e infraestructura. Ahora, la UNAU adquirió un micro propio que servirá para el traslado de los alumnos desde localidades como El Soberbio y San Pedro. Este sistema se pondrá en marcha de existir el compromiso de la comuna y contar con una cantidad de alumnos que lo soliciten.

PRIMERA EDICIÓN contactó con el rector de la UNAU, Magno Ibáñez, quien contó que “desde la Universidad hemos mantenido contacto con los empresarios de transporte e intendentes de las localidades aledañas para ver la posibilidad de aumentar la frecuencia de los colectivos. Fuera de eso, en algunos casos se ajustaron los horarios y además se armaron otras comisiones para acomodarse al tiempo de los alumnos”.

Por otra parte, explicó que “esta semana nos entregan un ‘minibus’. La idea es que si tenemos muchos estudiantes por trasladar, entre unos 10 o 15, desde San Pedro o El Soberbio, existe la posibilidad de ir a buscarlos. De esta manera, estamos viendo todas las alternativas posibles que tiene la Universidad tanto para los alumnos como para los docentes. De todas maneras, necesitamos que también los intendentes de cada localidad pongan de su parte para los gastos de ese traslado en el caso de contar con una cantidad de alumnos que justifiquen esa inversión”.

El rector de la UNAU detalló que este transporte requirió una inversión que ronda los 2 millones 800 mil pesos: “El micro está en proceso de habilitarse con su documentación correspondiente, el agregado del logo oficial y la designación de un chofer profesional. Además, se utilizará para trasladar alumnos de la Tecnicatura en Desarrollo Agropecuaria para que hagan su experiencia en la zona de Alicia y Aurora. En esa área, tenemos las hectáreas donadas para un trabajo con un apoyo del INTA, de las cooperativas de la zona y la intendencia, quienes asesorarán a los alumnos en materia de producción”.

Sobre este tipo de incorporaciones al sistema educativo superior, destacó que “el beneficio es para toda la zona, no sólo para el área de San Vicente. Por otra parte, llegado su momento tendremos las extensiones aúlicas en localidades como San Pedro, El Soberbio, Aristóbulo del Valle. De esa forma la Universidad buscará brindar un acceso a la comunidad para aquellos que desean estudiar”.

 

Una deserción superior al 20 %

Respecto al balance del primer año de apertura de la Universidad del Alto Uruguay, Magno Ibáñez indicó que entre todas las carreras “actualmente continúan aproximadamente 450 alumnos. A comienzo de año se inscribieron 710 pero muchos no empezaron. Luego de analizar la regularidad, los exámenes y el sistema de asistencia, hablamos más de un 20 % de deserción. En promedio, en las universidades de todo el país los números llegan a un 30 %”.

 

Más infraestructura

El rector de la UNAU comentó que para el 2020 “se inició la construcción de las aulas luego de la donación que tuvimos de una familia de San Vicente de unas hectáreas. En esos terrenos, ya hace dos meses comenzó la obra de la sede propia. Hasta el momento pudimos estar en actividad gracias la colaboración de todos los vecinos, el INTA, el municipio y la UNaM. Pensamos que para abril estarán finalizadas las aulas para iniciar el segundo año de las carreras y para incorporar a los nuevos alumnos que ingresarán a las Universidad. En ese sentido, en septiembre comenzamos la inscripción para el inicio del curso de nivelación virtual y el año que viene será la parte presencial para el ingreso”.

Asimismo, Ibáñez manifestó que para colaborar con la permanencia de los estudiantes dentro del sistema educativo “estamos dando con fondos propios 100 becas de 1.500 pesos. Para ello, exigimos a los alumnos un rendimiento académico, con la aprobación de las materias correspondientes desde el curso de nivelación e ingreso. Tenemos un aporte similar al sistema de almuerzo, con una inversión cercana a las 400 mil pesos entre comida y becas para los alumnos”.

 

Universidad autónoma

En la mañana de ayer, la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU) celebró su primera Asamblea Universitaria lo que constituyó uno de los hitos más importantes de su historia, desde su creación en enero del 2015.  La asamblea que selló el proceso de normalización de la institución, incluyó la elección de rector y vicerrector para el período 2019-2023. En ese marco fueron elegidos, de forma unánime, con el voto de 23 asambleístas, Magno Iluminado Ibáñez para el primer cargo, y Jorge Pianesi en el rol de vicerrector.

De ahora en más, la UNAU inicia una nueva etapa en su vida institucional marcada por la autonomía y el cogobierno de docentes, trabajadores no docentes y estudiantes a través de sus representantes. La participación de éstos en la toma de decisiones es una de las características fundamentales de las universidades nacionales argentinas, y la UNAU no será la excepción.

Cabe aclarar que hasta la fecha Magno Ibáñez se había desempeñado como rector organizador, una figura prevista en el artículo 49 de la Ley N° 24.521 de Educación Superior, que le otorgaba las facultades para ocupar el cargo principal durante la puesta en funcionamiento de la nueva universidad y su consecuente proceso de normalización institucional.