Nación, provincia o municipios: ¿Quién cobra más impuestos y tasas?

La Nación tiene 9 de los primeros 10 tributos de mayor recaudación. Los principales son el Impuesto a las Ganancias, Impuesto al Valor Agregado (IVA) y a la Ganancia Mínima Presunta.

07/07/2019 08:29

Una reciente investigación del Instituto Argentino de Análisis Fiscal estableció que la Argentina tiene 163 impuestos, pero diez de ellos concentran el 90% de la recaudación.

La mayor tajada se la lleva la Nación ya que tiene 9 de los primeros 10 tributos de mayor recaudación, siendo el restante de carácter provincial.

El ránking de los impuestos que más recaudan está encabezado por Impuesto a las Ganancias; Impuesto al Valor Agregado (IVA); Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta; Impuesto a los Bienes Personales e Impuesto sobre los Débitos y Créditos Bancarios. Todos son de origen nacional.

Si a esto se suma Ingresos Brutos, que es de carácter provincial, se obtiene el 75% de toda la recaudación del país. Asimismo, si se suman Derechos de exportación y de importación, y los tributos a los combustibles, se alcanza el 90% de la recaudación total del país.

 

Impuestos nacionales

Según el informe de IARAF, la Nación tiene 40 impuestos en total y es la jurisdicción que más se beneficia por los ingresos obtenidos de los contribuyentes. Los más destacados son:

Impuesto a las ganancias: Todos los ingresos, incluyendo ganancias de capital, están sujetos a impuestos. Las empresas que residen en Argentina pagan impuestos a sus ganancias mundiales. Sin embargo, pueden incluir cualquier impuesto similar pagado sobre sus actividades en el extranjero, hasta las responsabilidades fiscales incrementadas como consecuencia de la incorporación del ingreso ganado en el exterior.

La tasa impositiva aplicable a empresas residentes y sucursales instaladas en este país perteneciente a empresas no residentes es el 35% de los ingresos totales.

Impuesto al Valor Agregado (IVA): es un impuesto aplicado al valor de los bienes y servicios en cada etapa del proceso de comercialización; sin embargo, a diferencia del impuesto sobre la venta, transferencias al gobierno y créditos por impuestos ya pagados ocurren cada vez que en un negocio, en la cadena de suministro, se compra un producto o servicio. El IVA general es del 21%.

Un IVA diferencial de 10,5% aplica a algunas actividades consideradas “especiales”.

Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta: Todas las empresas argentinas pagan el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. Un impuesto anual del 1%, cálculo basado en el valor de todos los activos comunes en la Argentina y en el extranjero. También recauda gracias a los bienes situados en la Argentina, pertenecientes a individuos o entidades extranjeras establecidas de manera permanente.

Impuesto a los Bienes Personales: Individuos y sucesiones indivisas deben pagar este impuesto personal que se calcula en relación a los activos que exceden una riqueza total de $ 800.000 (para el año 2016) y $ 950.000 (para el año 2017) y $ 1.050.000 (para el año 2018). Los residentes en el país deben pagar una cantidad anual calculada sobre la base de un porcentaje de 0,75% (para el 2016), 0,5% (para el 2017) y 0,25% (desde el 2018 en adelante).

Impuesto al cheque: Las transacciones de crédito y débito en cuentas bancarias mantenidas por instituciones gobernadas por la Ley de Instituciones Financieras están sujetas a una tasa impositiva general del 0,6%. Además, a todas las transacciones de dinero se les cobra un impuesto del 1,2 % si son llevadas a cabo usando los sistemas de pago que sustituyen el empleo de cuentas corrientes. Ciertas transacciones son cobradas a diferentes tasas y califican para exenciones específicas.

 

Impuestos provinciales

En todas las provincias argentinas existen 41 impuestos, según la investigación del IARAF, pero no todas cobran esa cantidad. Hay impuestos que se pagan en una provincia pero no en otra.

Las provincias tienen propia constitución con su respectivo régimen municipal y grado de autonomía. Sin embargo, desde IARAF remarcan que ese poder tributario se encuentra “restringido por las leyes de coparticipación de impuestos, que imponen criterios de armonización tributaria, como por ejemplo el hecho de que provincias y municipios no pueden establecer gravámenes que recaigan sobre la misma base imponible de un impuesto nacional”.

Son cuatro los tributos que se repiten en todas las jurisdicciones. Las 24 provincias recaudan el impuesto sobre los Ingresos Brutos, Impuestos a los sellos, Tasas Judiciales y su correspondiente a Servicios Administrativos (Tasa Administrativa). En tanto que todas, menos Chubut, cobran el impuesto Inmobiliario.

El sitio web de la Dirección de Rentas de Misiones describe un mínimo de once impuestos provinciales, los cuales son: Ingresos Brutos, Convenio Multilateral, Impuesto Inmobiliario, Impuesto Provincial Automotor, Impuesto a los Sellos, Tasas Varias del Código Fiscal, Tasa Forestal, Concesión Minera, Tasa Administrativa, Tasa de Servicios Industriales y Tasa Administrativa Inmobiliaria.

Los más importantes, por su volumen de recaudación, son los siguientes;

Impuesto sobre los Ingresos Brutos: Este impuesto es percibido por cada transacción comercial, y ningún crédito fiscal es obtenido por impuestos pagados durante los períodos precedentes. Las tasas dependen de la industria y el área, y van desde el 1.5% al 5%, aproximadamente. Los impuestos son pagados a lo largo del año con pagos mensuales o bimestrales. Algunas actividades primarias e industriales, sin embargo, disfrutan de ciertas exenciones.

Impuesto al Sello: El Impuesto al Sello es un impuesto provincial aplicado a la realización de instrumentos notariales y privados que incorpora contratos y otras transacciones para consideraciones valiosas.

Impuesto a la Transferencia de Inmuebles: El Impuesto sobre los bienes inmuebles es aplicado al valor de la tierra y edificios, sin tener en cuenta la situación financiera del contribuyente. La cantidad es establecida por la autoridad fiscal apropiada y es calculada según las leyes de cada período fiscal, que establecen la valoración y las escalas de las tasas para ser aplicadas a la base imponible según el tipo de propiedad.

Impuesto Provincial Automotor (IPA): Lo cobran los municipios pero es de carácter provincial. Es un impuesto que recae sobre una manifestación particular de la riqueza: la propiedad automotor. El hecho imponible es la propiedad o tenencia de vehículos automotores radicados en la ciudad. Para el cobro del tributo se suele considerar el valor, el modelo, peso, origen, etc. Los vehículos más nuevos y costosos tributan más.

 

Tasas municipales

De acuerdo al relevamiento realizado por IARAF, los municipios ocupan el primer lugar en relación a la cantidad de tributos recaudador. Estos acaparan un total de 82 de los 163 impuestos.

Si bien los municipios concentran la mayor cantidad de tributos “esto no implica que todos cobren esta cantidad de tasas”. Un promedio realizado por el Instituto muestra que cada territorio municipal registra cerca de 19 tasas, derechos o contribuciones y hay algunos que cobran hasta 25 tributos.

Los municipios cobran honorarios por varios servicios relacionados con la seguridad industrial, la higiene pública y la iluminación, por nombrar algunos; cálculo basado en variables como el ingreso público o parámetros fijos sobre el número de empleados, la capacidad de fuerza motriz y la potencia. El Municipio cobra Tasas y Contribuciones. Tasas por servicios administrativos o judiciales que los contribuyentes reciben, y Contribuciones son beneficios o mejoras que obtienen los contribuyentes en los bienes de su propiedad o poseídos a título de dueño por obras o servicios públicos generales. Algunos ejemplos son: Tasa de Alumbrado; Tasa General de Inmueble; Derecho de Inspección Registro y Contralor; Publicidad, entre otros.

 

Otros impuestos específicos

Impuesto sobre los ingresos, beneficios y ganancias de capital: Gravamen de emergencia sobre Premios de Determinados Juegos de Sorteos y Concursos Deportivos.

Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social: Régimen para los trabajadores en relación de dependencia; Régimen de trabajadores autónomos; Régimen para el personal de casas particulares.

Impuestos sobre la Propiedad: Impuesto sobre los Bienes Personales; Contribución especial sobre el Capital de las Cooperativas; Impuestos a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas; Impuesto sobre los Créditos y Débitos en Cuentas Bancarias y Otras Operatorias.

Impuestos internos sobre bienes y servicios: Impuestos sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono; Impuesto a la Energía Eléctrica; Impuesto Adicional de Emergencia sobre Cigarrillos; Fondo Especial del Tabaco; Impuesto a las Entradas de Espectáculos Cinematográficos; Impuesto a los Videogramas Grabados; Impuesto a los Servicios de Comunicación Audiovisual; Recargo al Gas Natural; Impuesto Específico sobre la Realización de Apuestas; Impuesto Indirecto sobre Apuestas On-line.

Impuesto sobre el comercio y las transacciones internacionales: Derechos de Importación; Derechos de Exportación; Tasa de Estadística; Impuesto a los Pasajes al Exterior; Régimen simplificado para pequeños contribuyentes (Monotributo).

Pagos a cuenta entre impuestos nacionales y créditos fiscales en el IVA: Pagos a cuenta en el Impuesto a las Ganancias; Pagos a cuenta y crédito fiscal en el Impuesto al Valor Agregado; Pagos a cuenta en el Impuesto sobre la Ganancia Mínima Presunta; Pago a cuenta en la Contribución Especial sobre el Capital de las Cooperativas.