“El regreso desde Paraguay va a seguir siendo un problema”

“Es normal que se formen filas y más filas al volver de Encarnación”, advirtieron funcionarios nacionales, tras otro caótico fin de semana largo en el puente.

19/06/2019 10:00

El último fin de semana largo provocó de nuevo situaciones caóticas en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz, sobre todo a la hora de regresar desde Encarnación (Paraguay) a la capital provincial.

Las largas filas registradas el domingo y el lunes (del lado paraguayo llegaban hasta la zona de Pacú Cuá y, una vez traspasado el control en la vecina orilla, ocupaban casi todo el puente para completar los trámites del lado argentino) volvieron a “martirizar” a los centenares de automovilistas y pasajeros del servicio de colectivos, por el extenso tiempo de espera “necesario” para llegar a Posadas.

Al respecto, usuarios del puente plantearon a PRIMERA EDICIÓN que, a su entender, “no había la cantidad suficiente de personal en los controles a la hora de ingresar al país”, lo que habría contribuido a las demoras registradas durante todo el fin de semana largo.

Sin embargo, este Diario consultó a funcionarios de Migraciones de Paraguay y Argentina y en ambos casos desmintieron dichos cuestionamientos, asegurando que “todo el fin de semana, incluido el feriado del lunes del lado argentino, se trabajó en forma normal y con todo el personal que suele estar a diario”.

Por su parte, Pablo Vande Rusten, director de Control de Fronteras de la Dirección Nacional de Migraciones, graficó a este Diario que “es normal que al regresar de Encarnación todavía se formen filas y más filas. Por ello, estamos tratando de solucionar ese problema a partir de julio”.

Es que, como ya anunció repetidamente este Diario, “el mes que viene van a comenzar las obras del nuevo ingreso al país, o sea, de Encarnación a Posadas. Como primera medida, ya solucionamos la salida del país, que funciona muy bien tras la habilitación de las 14 casillas de control de salida de Posadas a Encarnación”, aseguró Vande Rusten.

“Ahora comenzarán las obras de Encarnación a Posadas, donde están las grandes colas. Dichos trabajos se extenderán hasta noviembre y, tras la habilitación de las nuevas 14 casillas, se solucionará el problema. Habrá la misma cantidad de casillas tanto para ingresar como para salir del país y allí vamos a tener un paso de ida y vuelta perfecto”, insistió.