Advierten que crece la precarización laboral en los yerbales

Representantes del sector se reunieron con autoridades en el Ministerio de Trabajo para exigir mayores controles. Indicaron que se está pagando muy por debajo del precio estipulado por la paritaria.

18/02/2019 16:43

Foto ilustrativa

La crisis económica que azota a Misiones potencia diferentes procesos de precarización y explotación que afectan a las condiciones laborales que viven las personas y sobre todo en los sectores más vulnerables. Es por esto que asociaciones de tareferos se reunieron el pasado miércoles con autoridades provinciales en el Ministerio de Trabajo para exigir mayores controles y garantizar de esta manera la seguridad y el cumplimiento del pago establecido en paritaria para los cosecheros.

“Hay muchos campamentos en los yerbales donde los tareferos se encuentran trabajando de manera ilegal, no están registrados y se les paga un precio muy por debajo de lo que establece la ley”, señaló a PRIMERA EDICIÓN Antenor Alvez, secretario General del Sindicato de Tareferos de Jardín América.

En este sentido, insistió en la necesidad de mayores controles en el sector. “Necesitamos que se exija el blanqueamiento laboral de nuestros compañeros y el transporte seguro, en unidades que estén en condiciones para evitar accidentes como ya tuvimos en el pasado. Ahora volvemos a tener casos de camiones que trasladan a trabajadores de manera irregular, peor que antes, por eso vinimos a pedir ayuda al Gobierno provincial”, apuntó.

Y señaló que “la yerba da mucha plata. Tenemos que pelear en conjunto para que cada uno obtenga lo que le corresponde en el marco de sus derechos”, adujo.

En consonancia, el titular de la Asociación de Tareferos de Wanda, Miguel Gularte, manifestó que durante la reunión de la semana pasada “se acordaron inspecciones para garantizar el pago del precio acordado. Nosotros tenemos una paritaria que establece un pago por arriba de los 2.000 pesos y ellos están pagando entre 1.300 y 1.000 pesos a la gente en los yerbales”, advirtió el referente.

Contó, además, que se están llevando adelante controles en las cuadrillas que ya se encuentran trabajando en la zafra en plantaciones de la zona. “Sabemos que hay menores trabajando en campamentos en los yerbales, sólo que cuando llegamos con los inspectores del Ministerio de Trabajo, desaparecen. Muchas veces los patrones se avisan y el que está trabajando mal se va”, detalló.

Observó que es común que en estas épocas de crisis aumenten estos casos debido a que “hay una necesidad terrible. Con los aumentos que hay, mucha gente sale desesperada a trabajar aunque sea por 300 pesos por día para poder comer, y esa necesidad es la viveza de los patrones que se aprovechan y tienen esclavizados a los empleados”.

Reveló, además, que ya denunciaron ante el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Gobierno el traslado irregular de trabajadores por la ruta.

“Hemos recibido fotografías de tareferos, en Jardín América y Andresito, que andan arriba de los camiones cargados de yerba”, alertó. 

En tanto, el presidente de la Asociación Civil de Tareferos y Trabajadores Rurales de la Zona Centro, Roque Pereira, advirtió que “existe un aprovechamiento de la patronal, contratistas y subcontratistas que están pagando entre 1.000 y 1.100 pesos la tonelada cuando cuesta 1.800 pesos. Nosotros conocemos esta situación y con mucho dolor tenemos que decir que si no controlamos el abuso, en cualquier momento todos lo vamos a lamentar, no queremos que ocurra otra tragedia”, sentenció.

Futuro incierto

Otro de los temas que se trató en la reunión fue la preocupación por el futuro del subsidio interzafra, que -según advirtieron- “dejaría de pagarse” el próximo año.

“Sabemos que el Ministerio de Trabajo de la Nación no enviará más esta ayuda. Se logró, a través de esta mesa de trabajo y mediante la unidad de todas las asociaciones y sindicatos, que el Gobierno provincial se haga cargo de los pagos que recortó Nación”, afirmó la secretaria General del Sindicato Único de Obreros Rurales (SUOR) de la Zona Norte, Ana Cubilla.

La mujer opinó que la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), gremio encargado de discutir la paritaria a nivel nacional para el sector rural, “no representa a nadie. Es un ente recaudador que hoy está de la mano del gobierno de Mauricio Macri porque tiene un partido político propio, que es el Fe, en alianza con el macrismo. Todos los trabajadores agrarios del país estamos en las manos de las políticas de Cambiemos”, sentenció Cubilla.

En este contexto, abogó por una decisión política para que los gremios provinciales formen parte de las discusiones paritarias. “Necesitamos avanzar en esa decisión política para que la Provincia se haga cargo y para que seamos otra voz dentro de la discusión paritaria para la toma de decisiones”, aseveró la dirigente.

A todo esto, el ministro de Trabajo de la provincia, Juan Carlos Agulla, remarcó que “hay una ausencia financiera por parte del Gobierno nacional. No alcanzaron a pagar ni siquiera el 20% del subsidio interzafra, entonces la Provincia asumió el compromiso con una inversión importante para cumplir con este sector tan vulnerable”, destacó.

Consultado sobre los controles que exigen desde el sector, Agulla señaló que “se llevará adelante una tarea conjunta con las autoridades del Ministerio de Gobierno para agudizar las fiscalizaciones en ruta y garantizar así que se cumpla con los requisitos fundamentales”, prometió.