Los empresarios de transporte pretenden un boleto de $36

Rotundo rechazo de todos los usuarios que expusieron en la audiencia pública en Oberá, desarrollada este miércoles.

14/02/2019 10:20

En un marco de protestas de diferentes organizaciones sociales, se desarrolló una nueva audiencia pública, para tratar el pedido de actualización tarifaria de la empresa prestataria del servicio de transporte urbano de pasajeros de esta ciudad.

De los 28 inscriptos para exponer, unos 21 acudieron a Casa de la Cultura, donde se cumplió el requisito fundamental antes de autorizar un incremento del boleto.

El expediente se inició con la exposición de la empresa, que planteó un panorama muy difícil debido a la quita de subsidios nacionales. Al respecto, el asesor legal, Alejandro Díaz, afirmó que “afecta directamente al servicio y al bolsillo del usuario. Para nosotros el costo debe estar en 36 pesos”.

“Observando los estudios que presentó la Municipalidad, el incremento debería ser del 46,56%, contemplando de octubre hasta la actualidad, vemos que el municipio se inclinó en el mismo criterio mayoritario de la provincia ‘de establecer un aumento de entre el 40 – 50%’. Pero, nosotros creemos que debería estar entre un 60 – 80% del precio actual”, expresó el vocero y acusó que “todo el entramado ocurrió a espaldas de las empresas, ya que son decisiones políticas”.

Los usuarios, por su parte, se opusieron de manera rotunda al “boletazo”, hicieron hincapié, principalmente, en las falencias del servicio que presta la empresa monopólica.

“La mayoría venimos, descargamos nuestra bronca, hacemos catarsis por lo que sucede día a día, pero no vemos una sanción. La solución que exigimos es que la empresa cumpla con las normas. Nos oponemos al aumento”, sentenció Miguel Morales, usuario discapacitado que, además, exige la adecuación de las unidades.

Otro de los expositores, Germán Megines, consideró a la audiencia como positiva y señaló que “todos los expositores hablaron de un no al aumento. Es un despropósito pedir subas, cuando la empresa no cumple con sus obligaciones. Ya pasamos por tres audiencias públicas, escuchamos la misma exposición del asesor legal de la empresa, es algo recurrente”.

“Los reclamos de los vecinos son claros, no se puede pagar un aumento. Si la empresa tuviera calidad de servicio no habría tantos reclamos. Rechazamos el aumento”, afirmó Enrique Kuzko.

Por su parte, el presidente del Concejo, Ariel Chaves Rossberg, aseguró que a partir de ahora se empezará con un estudio exhaustivo de todo lo expuesto. “Vamos a estudiar bien todos los pormenores de la situación para fijar un precio acorde a las realidades”, admitió.

La acción continuará este martes “cuando en el Concejo recibamos a la Comisión de Transporte para tener un pormenorizado informe sobre el servicio y analizar si se fijan nuevas tarifas”, expresó el edil.

Sesión extraordinaria

Finalizada la audiencia, se llevó a cabo la sesión extraordinaria del cuerpo legislativo, que tuvo como punto relevante el tratamiento de la renuncia del defensor del Pueblo adjunto, Bernabé Aguirre y del pedido de licencia anual, fraccionada, por parte de la defensora Patricia Nittmann. Ambas peticiones fueron aceptadas.

“Entró el pedido de licencia de la Defensora del Pueblo y será otorgada. El problema es que el cargo de Adjunto quedó vacante”, explicó el vicepresidente del Concejo, Luis Vitelli. Detalló que tendrán un tiempo aproximado de cuatro meses para analizar quién asumirá ante la anunciada licencia por maternidad de Nittmann.

“Hay un proyecto presentado pero debemos analizar, tenemos cuatro meses para estudiarlo y darle la mejor solución al tema”, cerró.