Triple Frontera: tenían un “coche bomba” para liberar a líder narco

El plan era viajar a Asunción y rescatar a “Marcelo Piloto”, detenido en Encarnación. Sucedió en Presidente Franco, frente a Iguazú. Descartan que haya sido un intento de atentar contra la represa de Itaipú.

24/10/2018 21:04

MORTAL. El automóvil, cargado con 80 kilos de explosivos, fue llevado hacia las afueras de Ciudad del Este y detonado de forma controlada.

Tres brasileños fueron abatidos por la Policía Nacional en una vivienda de Presidente Franco. En el lugar se encontraron armas de grueso calibre y un automóvil cargado de explosivos. Se trataría de “soldados” del grupo criminal brasileño “Comando Vermelho” que tenían intenciones de liberar a un líder que se encuentra detenido en Asunción.

Los maleantes fueron sorprendidos en un inmueble de avenida Monday,  en momentos en que compartían un asado y música a todo volumen. Al irrumpir, los uniformados fueron repelidos a tiros, por lo que se desató un enfrentamiento.

De acuerdo a la Policía, los “soldados” formaban parte del grupo que busca liberar al narcotraficante Marcelo Pinheiro Veiga, alias “Marcelo Piloto”, preso en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, en Asunción.

En el lugar fueron incautados fusiles AK-47 y AR-15, una pistola calibre 9, 80 kilos de explosivos en gel, clavos miguelito, cordón detonador, equipos de comunicación y dos vehículos; en uno de los cuales se hallaba una importante cantidad de explosivos.

El fiscal Hugo Volpe explicó que se presume que los abatidos buscaban liberar al brasileño recluido en Asunción. Señaló además que el grupo ingresó al país hace una semana. “‘Marcelo Piloto’ es considerado el tercero al mando del Comando Vermelho”, explicó, mientras que el ministro del Interior paraguayo, Juan Villamayor, confirmó que los criminales tenían una “intención clara” de llegar a Asunción.

Al respecto, las autoridades indicaron que ambos vehículos secuestrados eran de Brasil pero ya tenían colocadas matrículas paraguayas. Se presume que el “coche bomba” iba a ser trasladado hacia Asunción en grúa. Para Villamayor, ese ardid dificultaría los controles ya que siempre existe una “actitud complaciente con el que ya tiene un problema con su vehículo”.

El coche bomba fue trasladado por la Policía Nacional unos 20 kilómetros hacia las afueras de Ciudad del Este. En campo abierto se procedió a la detonación controlada de la unidad.

“Marcelo Piloto” había sido detenido el miércoles 13 de diciembre de 2017 tras una investigación de la Senad, la DEA norteamericana y la Policía Federal brasilera.

Se refugiaba en una casa de Arroyo Porá, en las afueras de Encarnación. Era buscado por la Justicia brasilera desde 2007, al ser considerado como uno de los principales jefes del tráfico de drogas y de bandas de asaltantes de autos dentro del “Comando Vermelho”. Tiene antecedentes por tráfico de drogas, asalto a mano armada, homicidio y robo agravado.