Las playas de Posadas se habilitarán en diciembre

La temporada aún no comienza pero las personas aprovechan los días de calor para ingresar a las aguas, a pesar del riesgo que representa al regir la prohibición de bañarse en el río Paraná.

24/10/2018 23:17

En la ciudad capitalina las playas y el solarium recién tendrán su apertura formal el primero de diciembre, aunque en noviembre ya comenzará una presencia de guardavidas en las zonas costeras pero de manera “pasiva” y sólo para advertir a los bañeros de los recaudos necesarios a la hora de ingresar al agua.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN Nicolás Eizmendi, director de Deportes Náuticos, Balnearios y Costanera de la Municipalidad de Posadas, indicó que “estamos en los preparativos, con la puesta a punto de los guardavidas, seleccionando el personal que comenzará ahora a partir de noviembre con las guardias pasivas, donde el equipo de guardavidas comienza a hacer las prácticas para pulir los detalles para la temporada. Estas guardias pasivas, consisten en un equipo que estará presente para advertir a las personas que las playas no se encuentran habilitadas y que los ingreso al agua se hacen bajo una responsabilidad del público, porque recién el primero de diciembre contarán con su habilitación”.

En materia de seguridad para los veraneantes, aclaró que “el requerimiento de guardavidas, es un número que nos exige la Ley de Seguridad Acuática de la Provincia, ya que el municipio está adherido. En ella, establecen un número determinado según la cantidad metros de playa que tengamos y de personas. Normalmente rondan unos 25 guardavidas entre las playas de Miguel Lanús y El Brete”.

En cuanto a la playa ubicada sobre el arroyo Mártires, en la zona oeste , Eizmendi remarcó que “se optó para la seguridad de los usuarios no habilitarla como playa. Permanecerá como solarium porque hay pozos muy profundos muy cerca de la costa, es un punto peligroso donde las condiciones de agua no son las mejores y tampoco cuentan con los servicios de baños ni de duchas para que la gente pueda refrescarse luego de entrar al agua”.

Respecto al mantenimiento, tanto en El Brete como en la playa de Miguel de Lanús, “vamos a hacer un refulado en conjunto con la EBY, que estaría comenzando en las próximas semanas. Además, unos diez días antes de comenzar la temporada haremos un rastrillaje en agua que va revisando todo el lecho del río para eliminar todo tipo de basura o cortantes que puedan haber quedado en estos meses. La limpieza será previo a la apertura de la playa, cuando se arma todo el boyado”, detalló el encargado de playas de Posadas. Nicolás Eizmendi.