Chaco se erige como la principal productora de miel

En marzo pasado se firmó un convenio para que productores, asociaciones y cooperativas apícolas chaqueñas puedan llevar adelante el proceso de certificación.

07/10/2018 15:00

El convenio fue entre el Ministerio de Producción del Chaco, la Organización Internacional Agropecuaria (OIA) y la Agencia de Cooperación para el Desarrollo ACERCA, que quedó a cargo de la gestión y el control de la administración de los fondos rotatorios que los beneficiados reintegrarán a valor producto; esto permitirá financiar la certificación en años sucesivos, y darle sostenibilidad a la acción.

Este trabajo permitirá certificar 15 mil colmenas que, sumadas a las que ya se encuentran en proceso de certificación, darán un resultado total de 20 mil.

Con esta medida, Chaco pasará a convertirse en la provincia argentina con la mayor cantidad de miel orgánica certificada, lo que a la vez permitirá al país incrementar su porcentaje de producto certificado en más de un 200%, ya que de 13.362 colmenas pasará a 30.862.

“Este proyecto es muy importante porque nos permite acceder al dinero para pagar la certificación, que de otra forma hubiera sido imposible”, explica Micelia Juárez, productora de Pozo del Gato al portal SuperCampo. “Estar certificados como orgánicos es un reconocimiento a algo que hemos hecho toda la vida” agregó la apícultora.

La certificación tendrá un importante impacto económico a corto plazo, teniendo presente que los productos certificados como orgánicos, al ser exportados, se venden a un valor del 30% por encima de aquellos que no lo están, lo que repercutirá positivamente en la cadena apícola chaqueña y sus productores. “El objetivo es mejorar la rentabilidad de los productores incorporando valor agregado a nuestras mieles”, manifestó Hernán Ramírez.

Zonas apícolas

Chaco cuenta con numerosas salas de extracción de miel distribuidas en todo el territorio de las cuales en su mayoría pertenecen a organizaciones apícolas, sin embargo, solamente tres se encuentran habilitadas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

“Se realizaron esfuerzos para acompañar a las organizaciones en el proceso de la gestión administrativa y económica. Como resultado se logró habilitar unas 11 salas de extracción y depósitos de tambores”, describió Ramírez. “Apuntamos a desarrollar otros productos de la colmena que aún hoy no son aprovechados, como el polen, la jalea y el propóleo”.

La Provincia firmó convenios con la Universidad del Nordeste, la Universidad Tecnológica Nacional y el INTI para lograr la tipificación y diferenciación de las mieles producidas en las siete zonas apícolas de la Provincia.

También se llevaron a cabo acuerdos con la Cámara Argentino Emiratí para la exploración de relaciones comerciales con empresas de Dubai y se creó la Asociación Jóvenes Apicultores de Tartagal y Pozo del Gato con el objetivo de desarrollar la apicultura en la zona norte de la Provincia, que nuclea a 41 jóvenes que poseen en la actualidad 1.500 colmenas.

“Históricamente comercializamos nuestra miel a granel y sin certificar”, indicó el presidente de la Asociación Civil Apícola de Jóvenes del Impenetrable, Sergio González y añadió que “el año pasado iniciamos el proceso para ser orgánicos, lo cual va a beneficiar a más de 40 productores de la zona ya que podremos vender nuestra miel con un 30% más de valor”.

Desde que comenzó el proceso acordado, se avanzó con 60 productores de la región del Impenetrable de los parajes de Tartagal; Pozo del Gato; Wichí El Pintado; y las localidades de El Sauzalito; Miraflores y Juan José Castelli. Además se certificaron dos salas de extracción de miel.

Las metas para el futuro cercano son la creación del Clúster Apícola Provincial, encontrar nuevos mercados de exportación y consolidar la producción de miel con certificación orgánica como motor de desarrollo regional.