Testigos comprometieron al imputado por el femicidio en Roca

Una familiar aseguró haber visto cuando ultimó a Laura Toth (56). Otros cinco testimonios lo ubicaron en el lugar, al momento del hecho. Negaron conocer violencia previa contra ella Se completó ayer ante el magistrado Carlos Giménez la ronda de testimoniales por el crimen.

29/08/2018 12:06

ANTECEDENTES. El acusado tiene 64 años. Ya cumplió condena por un homicidio, perpetrado en 1985.

Seriamente comprometido. Así quedó el exconvicto acusado de matar de una puñalada por la espalda a su pareja, después de que los familiares de la misma declararan ante la Justicia y lo señalaran como el autor del sangriento episodio que conmovió a Gobernador Roca hace poco más de una semana.

Las fuentes confiaron a PRIMERA EDICIÓN que ayer por la mañana declararon cuatro testigos del episodio, todos familiares directos de Laura Liliana Toth (56). Sólo uno de ellos aseguró haber sido testigo presencial del crimen. Se trata de una mujer, quien ratificó lo que había contado en sede policial y dijo haber visto el exacto momento en el que el imputado apuñaló a la víctima.

Los otros tres testigos que declararon ayer se sumaron a lo que ya habían aportado otros dos el último jueves. Contaron que, si bien no vieron el hecho, notaron cuando el sospechoso salía de la casa en la que estaban reunidos con un cuchillo en las manos. Segundos después, Toth apareció muerta sobre la vereda.

Sin embargo, más allá de aquellos testimonios, esos seis testigos aseguraron que no sabían de violencia previa ejercida por el detenido sobre Toth, pese a que lo que se planteó en un principio. Aquello es aún materia de investigación.

Mientras tanto, el sospechoso continúa imputado por “homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género (femicidio)”, al menos hasta el momento. Es representado por el defensor oficial Enrique De La Fuente.

El drama se desató alrededor de las 10.30 del sábado 18 de agosto frente a la casa 24 del barrio 25 Viviendas de Gobernador Roca, a 70 kilómetros de Posadas, donde Toth, el imputado y la familia de la mujer compartían la mañana.

En determinado momento, al parecer, en el marco de una discusión por celos, el sospechoso tomó un cuchillo, salió a la vereda y apuñaló por la espalda a la mujer, quien murió a los pocos segundos. El acusado logró escapar a la carrera y penetró en un bosque de la zona.

El caso trascendió rápidamente y llegó a las redes sociales, a través de las cuales se conoció la otra parte de la historia: el presunto autor ya había purgado condena por un homicidio perpetrado varios años atrás.

Aquel episodio tuvo lugar en la noche del 5 de octubre de 1985, frente a una despensa de Colonia Roca Chica, donde el detenido ajustició de un disparo a Ramón Valentín Zárate (44). “Sentimos que asesinó de nuevo a nuestro papá”, le dijo a PRIMERA EDICIÓN una de las hijas de Zárate, al enterarse del asesinato de Toth.

La búsqueda de los uniformados acabó el lunes 20 de agosto, hace poco más de una semana, cuando se produjo la aprehensión del sospechoso. Desde entonces permanece detenido a disposición del magistrado Carlos Giménez, titular del Juzgado de Instrucción 7 de Posadas, ante quien resolvió guardar silencio durante la primera indagatoria. Las pruebas en su contra parecen determinantes.