Posadeños se congregaron para bendecir a sus mascotas

La ermita de San Roque recibió a los fieles en la celebración popular en honor al santo

16/08/2018 15:22

El santo patrono de los peregrinos, los enfermos y los animales celebró su día con una jornada dedicada a la oración y la intervención divina. Cerca de 50 vecinos acercaron a sus mascotas para recibir la invocación de la protección de Dios.

Fue en la parroquia de San Roque, ubicada en el barrio Los Aguacates de Posadas, donde se dieron cita los fieles que llegaron a pedir por la paz y el resguardo de sus seres queridos.

“Venimos todos los años pero en especial este, porque se me había perdido mi perrita pero pude encontrarla luego de pedir al santo su intervención”, relató emocionada Virginia Benítez a PRIMERA EDICIÓN.

Por su parte, Cristina llegó desde el barrio El Palomar acompañada de su esposo y sus tres caniches. “Como San Roque es patrono de los animales, traemos a los perros todos los años para cumplir la promesa, a ellos los tenemos como si fueran nuestros hijos, nosotros los cuidamos mucho pero vemos que hay un gran maltrato de animales en Posadas, entonces pedimos por ellos”, remarcó.

En compañía de su perra Morcilla, Julia Domínguez indicó que “ella recibió sus bendiciones porque más que una mascota es mi ayudante terapéutico”.

Congregados todos los vecinos cerca del mediodía del jueves, el párroco de la iglesia San Roque, Francisco Armando Salazar, comenzó con su prédica: “Los animales fueron salvados en el arca del diluvio, asociados al pacto establecido con Noé; el cordero pascual recordaba el sacrificio y la liberación de la esclavitud; un gran pez salvaguardo a Jonás; unos cuervos alimentaron al profeta Elías; es así que los animales fueron agregados a la penitencia del hombre y junto con toda la creación participan de la redención de Cristo”, precisó.

Finalizadas las palabras del párroco, se procedió a la bendición de todas las mascotas presentes que, mientras recitaban el Padre Nuestro, recibían las gotas de agua bendita , invocando de esta manera la llegada del espíritu santo sobre todos los animales de compañía.