Preocupación en Uruguay por el espionaje que denunció el juez Ramos Padilla

Los diputados del Frente Amplio Gerardo Núñez y Luis Puig se reunieron con legisladores argentinos para analizar la trama de presuntos sobornos que involucra a fiscales.

28/03/2019 12:16

El juez Ramos Padilla advirtió en el Congreso de la Nación que la red de espionaje ilegal en Argentina también operó en Uruguay.

Núñez y Puig se reunieron con el presidente de la Comisión de Expresión del Congreso de la Cámara de Diputados, Leopoldo Moreau, con el objetivo de conocer los detalles de la denuncia referida a la existencia de una red de espionaje y su extensión a Uruguay donde se habría espiado a integrantes del Frente Amplio y a empresarios.

Puig dijo a Televisión Nacional de Uruguay que la situación ha generado una “conmoción importante” en Argentina, en el sentido de que algo que comenzó como una denuncia de extorsión a un empresario se convirtió, en la medida que el juez Ramos Padilla comenzó a investigar, en una situación de espionaje, fabricación de causas, extorsión económica y que vincula elementos muy importantes del poder en la Argentina.

El espionaje era para extorsionar a empresarios para que declararan que habían sido parte de un proceso de corrupción y generar la creencia de que la situación actual de deterioro social de Argentina no es producto del gobierno de Mauricio Macri, sino de la administración Kirchner”, dijo el legislador.

Los dos diputados del Frente Amplio confirmaron, en un viaje a Buenos Aires, que la red de espionaje ilegal de Argentina denunciada por el juez Ramos Padilla, operó en Uruguay.

Los diputados Núñez y Puig se reunieron con el Diputados Leopoldo Moreau, por la causa de la red de espionaje ilegal en el país.

En Uruguay

En la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de Argentina, Ramos Padilla manifestó que tenía “suficientes pruebas para asegurar que Marcelo D’Alessio, quien se hacía pasar por abogado, creó una red de espionaje ilegal en Argentina con el objetivo de extorsionar a personas y manipular causas judiciales”.

En dicho marco, el juez Ramos Padilla advirtió que la red de espionaje ilegal también operó en Uruguay. Se ha manifestado que D’Alessio habría tratado de vincular a Uruguay con una supuesta embajada paralela iraní y con situaciones “poco claras de PDVSA”, explicó Puig.

El objetivo de tal maniobra sería el de castigar a Uruguay porque se negó a condenar a Venezuela, y nunca respaldó una posición intervencionista de los Estados Unidos en el país caribeño.

Por su parte, Núñez manifestó en radio M24 que el ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat, quien fue gerente de la compañía petrolera venezolana en Uruguay, denunció que también “fue extorsionado” en el marco de la trama que denunció Ramos Padilla.

Calificó como “sumamente grave” las revelaciones realizadas por el juez argentino.

“Queremos que esto transite por los caminos institucionales correspondientes y se sepa cómo ingresó a Uruguay, quién espió a integrantes del FA y a empresarios. Es decir, si se lo hizo con una cobertura legal o en forma clandestina, teniendo en cuenta que D’Alessio se hizo pasar por abogado durante varios años, falsedad por la que fue procesado y se encuentra en prisión desde hace algunas semanas”, expresó Núñez.

Fuente: lr21.com.uy