Crimen de Angélica Suárez: remisero ratificó su versión y complicó al único imputado

Fue ayer durante la reconstrucción del hecho, realizada en calles y avenidas de El Soberbio. El acusado volvió a contradecirse con el testigo clave.

27/03/2018 00:00

Fue ayer durante la reconstrucción del hecho, realizada en calles y avenidas de El Soberbio. El acusado volvió a contradecirse con el testigo clave.El único detenido por el crimen de Angélica Suárez (20), quien fue estrangulada y su cuerpo hallado dentro de una valija, flotando en un arroyo, quedó aún más comprometido tras realizarse la reconstrucción del hecho. 


La medida fue ordenada por el juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco, quien lleva la investigación de la causa. 

Un testigo clave, en este caso un remisero que trasladó desde un supermercado de El Soberbio hacia su vivienda al acusado, ratificó su declaración en sede judicial. 

El trabajador del volante manifestó durante la puesta en escena – diligencia vital para ubicar en tiempo y espacio a los pesquisas judiciales- que a principios de junio de 2016 y días antes del hallazgo del cuerpo de Angélica “trasladó al sospechoso (de 27 años), desde el supermercado Ceferino (a 400 metros de la base de la remisería) hasta su casa. Luego dijo que desde esa vivienda llevó a quien entonces era el concubino de Suárez en el vehículo de alquiler hasta las inmediaciones del arroyo El Soberbio, a unos dos kilómetros de la localidad homónima. Pero no solo eso: indicó, además, que el joven llevaba consigo una valija”. Dicho elemento era similar al que fue hallado en el arroyo y que contenía el cuerpo de la víctima. 

Llamativamente, agregó el testigo ayer, “el imputado le dijo que llevaba en la valija herramientas, pero que no hizo el ruido característico”. Además, “estaba atada o reforzada con alambres y era bastante pesada, según pudo observar cuando el joven la levantaba para ponerla en el baúl del taxi”

Agregó que “para cargar la valija tuvo que poner el auto de cola en el portón de la casa del sospechoso. Una vez en cercanías del mencionado cauce el pasajero en cuestión descendió y se internó en un trillo”. 

A la hora de declarar, el joven se contradijo con el testigo. Indicó que “subió al taxi desde el supermercado Cinco Hermanos, situado a 30 metros de la remisería”. Luego habría señalado que tras realizar las compras e ir a su vivienda, se dirigió a la casa de un familiar. 

Las pericias de la SAIC confirmarían que pidió un taxi desde Ceferino, confirmando lo dicho por el testigo. 

Vale recordar que a las 11.15 del miércoles 6 de julio de 2016 dos adolescentes que pescaban en el citado arroyo encontraron la valija con el macabro contenido y dieron aviso a la Policía. Angélica había sido denunciada como desaparecida justamente por su concubino algunas semanas antes.