Brazos firmes

La mayoría de las mujeres, a partir de 35 años, saben lo que es la grasa obstinada y la piel flácida que comienza a aparecer en la zona inferior de los brazos.

12/09/2021 14:36

A partir de esa edad, se inician los primeros signos de descolgamiento y la pérdida de firmeza de la piel. Estos signos ya no son exclusivos de personas de avanzada edad. Actualmente, tienen lugar igualmente en personas jóvenes que han sido sometidas a pérdidas de peso, después del parto, cambios hormonales o características especiales de la piel que la hacen mas propensa a la flacidez cutánea.

Alas de murciélago, no es de extrañar que haya aumentado el número de tratamientos de cirugía estética en la recuperación de la tonificación de esta parte del cuerpo. La corrección estética de los brazos es una intervención que supone ya un 15% de los tratamientos de cirugía estética, en claro ascenso por el aumento de personas obesas y por las exigencias estéticas tanto en hombres como en mujeres que cada día cuidan más su aspecto.

La aparición de piel colgando en la cara interna de los brazos es un problema incluso de las mujeres delgadas y también en los hombres. Hay que tener en cuenta que algunas personas están más predispuestas a la flacidez. Existen causas muy comunes que influyen en esta situación, tal y como adelantábamos, nos referimos también y sobre todo a la pérdida de masa muscular, el adelgazamiento repentino, una alimentación incorrecta, exceso de azúcares, sedentarismo y la exposición exagerada al sol.

Esta pérdida de firmeza, que se manifiesta en primer término junto a la axila y evoluciona a toda la zona puede ser leve, moderada o intensa:

Flacidez Leve: cuando en posición neutral por lo general no se nota, pero en determinadas posturas sí se evidencia.

Flacidez Moderada: cuando en posición neutral siempre se nota la flacidez, sin embargo, no altera el contorno de los brazos.

Flacidez Intensa: cuando el descolgamiento se hace evidente en posición neutral y distorsiona completamente el contorno de la silueta.

Sin bien la flacidez de la piel se debe al proceso de envejecimiento con el paso de los años, la flacidez del tejido muscular se debe principalmente a la falta de ejercicio físico y a la vida sedentaria.