Para Oberá “no es un negocio” reabrir las Termas de la Selva

El parque termal está cerrado y seguiría así. Es que se necesitan 30 mil dólares para el estudio del pozo dañado, más unos 40 millones de pesos para repararlo. Qué dijeron desde la Municipalidad.

16/06/2021 16:24

El intendente de Oberá Carlos Fernández dio un panorama poco alentador para las Termas de la Selva, que es uno de los destacados atractivos turísticos de la ciudad y que pretende abrir la temporada invernal.

El atractivo está cerrado desde marzo debido a que se quemó una de las bombas del pozo termal y todavía no hay novedades acerca de cuándo llegará el repuesto y la mano de obra para ponerlo en condiciones.

Consultado sobre esto, el jefe comunal dijo que para poner en condiciones el parque termal se necesitan 30 mil dólares más IVA solamente para el estudio del pozo dañado. 

Precisó que “tenemos el presupuesto de una empresa de Mendoza que es la única que podría venir a arreglar el pozo, y si en el pozo se tiene que hacer el encamisado completo, estamos hablando de 40 millones de pesos”.

En ese sentido, Fernández advirtió que “no se trata de las ganas que uno tenga, se trata de tener los fondos necesarios” y añadió que “si el pozo ya no sirve, se tendría que hacer otro”. 

 

Problemas con el pozo

El intendente detalló que “el pozo tiene un defecto en este momento que probablemente sea un desprendimiento de piedras y que está tapado, tiene muy poco caudal de agua y que no alcanza, por eso se quemó la bomba que se puso, que justo se había hecho el reemplazo 15 días antes”.

Fernández explicó que “necesitamos el estudio, (porque) se intentó hacer desde lo local y lo provincial con cámaras especiales, la primera cámara pro que se descendió al pozo, explotó porque no aguanta la presión y temperatura, cada vez que bajás un metro, aumenta la presión, entonces se necesita equipamiento especial como para los pozos petroleros, y no tenemos”.

 

“No es un negocio para Oberá tener una terma” 

Por último, el jefe comunal obereño analizó que “hoy no es un negocio para el municipio tener una terma”, aunque consideró que es importante para el sector que vive del turismo en la ciudad… “es única en el país con la selva y la naturaleza, es un atractivo más”, dijo.

En este último punto recordó además que el Salto Berrondo tampoco es un negocio pero “es un espacio de esparcimiento necesario, nuestra gente hoy no tiene espacios verdes, vayan y vean lo que es la plaza Malvinas, la cantidad de gente porque todos los espacios verdes están ocupados, ojalá tuviéramos plata para comprar tierras para espacios verdes”, cerró.