Misionero de Pista: se fueron al pasto

La tercera fecha terminó en escándalo: la Muni de Posadas clausuró el autódromo al constatar cerca de ¡¡¡mil personas y 500 vehículos !!! pese a que no estaba permitida la presencia de público. La FeMAD resolvió suspender al Rosamonte “hasta nuevo aviso”.

14/06/2021 07:47

DE NO CREER. Así lució ayer la tribuna del autódromo posadeño. Había gente allí y en la curva uno. Foto: gentileza M. Mendieta. 

La tercera fecha del Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista terminó ayer en escándalo, después de que la Municipalidad de Posadas y la Policía provincial clausuraran el autódromo Rosamonte de la capital provincial al constatar que había alrededor de mil personas y por lo menos quinientos autos, pese a que está prohibida la presencia de público.

Ante tal situación, desde la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo (FeMAD) se resolvió suspender “hasta nuevo aviso” cualquier tipo de competencia federada en el circuito que es responsabilidad del Automóvil Club Misiones (ACM), por “incumplimiento del protocolo COVID-19”.

Según contó el propio secretario de Gobierno de la Comuna capitalina, Juan Pablo Ramírez, el procedimiento se inició alrededor de las 15. “A través de las recorridas de prevención, se tomó conocimiento sobre una gran concurrencia de personas y vehículos en el autódromo de la ciudad. Así es que primeramente se realizó un operativo para constatar esa situación”, indicó el funcionario a EL DEPOR.

Al llegar al escenario junto a efectivos de la Policía provincial, los inspectores municipales se toparon con un número elevado, sobre todo teniendo en cuenta que las competencias del automovilismo misionero fueron habilitadas aunque sin espectadores. “Había alrededor de 500 vehículos y cerca de mil personas”, confirmó Ramírez, quien continuó: “al tomar conocimiento de eso, actuamos en conjunto con la Policía para intervenir en el lugar y explicar la normativa vigente por la pandemia de coronavirus”.

Es así que las autoridades procedieron a despejar la zona. “El procedimiento se desarrolló con total normalidad y la Policía cursó las correspondientes actuaciones a la Justicia Federal. La verdad es que había mucha gente”, subrayó Ramírez.

Foto: Prensa Municipalidad de Posadas.

En tanto, los inspectores municipales también encontraron otra falta, ya que descubrieron que el evento no contaba con autorización municipal. “Hoy por hoy este tipo de encuentros tienen un número máximo de cien personas, pero previamente tienen que notificar siempre y previamente a la Municipalidad. En este caso, este encuentro no había sido notificado”, aclaró el Secretario de Gobierno.

Si bien las autoridades no pudieron confirmarlo, otro detalle no menor y que es materia de investigación tiene que ver con que supuestamente se habrían vendido entradas. Al menos en el acta de infracción de la Municipalidad de Posadas se lee: “Cada cinco personas por equipo abonaron quinientos pesos”. Será ahora la Justicia Federal la encargada de establecer si aquello es o no cierto.

La situación rápidamente copó las redes sociales y generó todo tipo de reacciones, habida cuenta de que el automovilismo deportivo es una de las pocas disciplinas habilitadas por el Gobierno provincial para volver a la competencia federada, siempre bajo los protocolos exigidos y aprobados por los ministerios de Gobierno, Salud y Deportes.

ACTA DE INFRACCIÓN. El momento en que los municipales y la Policía llevan adelante la clausura del predio. Foto: gentileza M. Mendieta.

En ese marco, la normativa establece un máximo de cuatro acompañantes por piloto. Y ayer en pista hubo 76 competidores, por lo que ese número llegaría a cerca de 304 personas, una cifra muy por debajo de cerca del millar de presentes constatados en el acta de infracción de la Municipalidad.

Tras la situación, desde la FeMAD se envió un comunicado en el que se suspendió todo tipo de actividad deportiva federada en el autódromo posadeño “hasta nuevo aviso”, basado en el “incumplimiento del protocolo COVID-19”.

AUTOS. Con esta situación se encontraron ayer los inspectores municipales.

También hubo acción en la pista 

Antes de la clausura del autódromo se llegó a disputar la tercera fecha del Misionero de Pista. En el TC4000 se impuso Julio César “Bananita” Benítez, seguido por Alfredo Wiebel y Marcelo Kuchaski.

En tanto, en la Clase 3 festejó Matías Garavano, mientras que Iñaki Beitia y Juan Pablo Urrutia se subieron al podio. En la Clase 1, la victoria fue para Luis Pérez, seguido por Gustavo Zarza y Eze Mieres, aunque la prueba quedó en suspenso por deportiva.

Finalmente, en la Copa Fiat 1.4, los míticos “fititos”, el vencedor fue Diego Bonda, seguido por Marcos Núñez y Martín Álvez Correa.