Vecinos cortaron el tránsito en las avenidas Jauretche e Ituzaingó de Posadas

Un grupo de personas de la chacra 246 lleva a cabo la medida desde las 7. Reclaman viviendas dignas.

31/05/2021 14:52

CORTE. La medida se lleva a cabo en las avenidas Ituzaingó y Jauretche. 

Un grupo de vecinos de la chacra 246 de Posadas cortaron este lunes el paso al tránsito, con quema de gomas y ramas, en la intersección de las avenidas Jauretche e Ituzaingó de esta ciudad.

Los manifestantes comenzaron con la medida a las 7 en reclamo de viviendas dignas. Alegaron que les prometieron la reubicación y todavía no hubo respuestas del Municipio. Además dijeron que sus casas están en riesgo por el desmoronamiento de tierra donde se realizaron trabajos de cloacas.

“Queremos ya una respuesta. Estamos en una zona de riesgo, con la cloaca, con el desmoronamiento y, hasta el día de hoy, pasaron más de cinco meses y no vinieron. Estamos hace 25 años acá aguantando, jamás hubo una queja”, reclamo una vecina de la chacra 246 apuntando a Luciana Scromeda, coordinadora de Tierra y Hábitat de la Municipalidad, y al intendente capitalino Leonardo “Lalo” Stelatto. 

“Estamos pidiendo la reubicación de nosotros, pedimos la vivienda en Itaembé Guazú. Nos prometieron y no cumplieron. Estamos cansados, los vecinos se cansaron de esperar, que nos digan ahora y nunca una respuesta concreta, cortar la calle es lo único que nos queda hasta que venga alguien y se haga cargo”. 

De acuerdo a la vocera Pamela Ponce, son 50 familias las afectadas y en riesgo por desmoronamiento de tierra que “cada vez que llueve come todo, se cayeron árboles. Estaba el arroyo ‘La Chancha’, dejaron el hueco ahí de la cloaca de la (chacra) 132”, dijo.

Alrededor de las 14.30, la coordinadora de Tierras y Hábitat de la Municipalidad capitalina, Luciana Scromeda, se acercó hasta el lugar y llegó a un acuerdo con los vecinos, bajo el compromiso de estudiar sus reclamos, por lo que a esa hora se liberó el tránsito.

RECLAMO. Los vecinos adujeron que el desmoronamiento de tierra se está “comiendo” a sus casas.