Cerrazón de nuestros centros de energía

Si estamos frente a un verdadero vampiro energético se alejará porque esa energía no lo hace feliz.

11/04/2021 17:18

Este procedimiento es útil y es un poco difícil, pero si tenemos cierta noción de los centros energéticos podemos intentarlo. El mismo consiste en proceder a cerrar los centros de energía de nuestro cuerpo por medio de la respiración. Sobre todo debemos cerrar el centro del plexo solar y el centro sexual que son dos de los centros por los cuales los vampiros energéticos se alimentan.

Para hacerlo aplicamos el método de la respiración energética y el de la mentalización. Los centros energéticos giran, para cerrarlos debemos hacer que estos centros giren de derecha a izquierda, debemos respirar profundamente, localizar en nuestro cuerpo los centros de energía y mentalizar que ese centro comienza a girar de derecha a izquierda.

Podemos recorrer todos los centros de a uno y proceder a la mentalización. Al hacerlo también es recomendable que esa energía de cada centro no se expanda demasiado, es decir la forma de cerrar un centro energético es haciendo que este gire hacia la derecha y que permanezca en su mismo sitio, sin expandirse.

Método respiratorio simple: Este método que sirve para alejar a los vampiros energéticos consiste en aplicar respiración energética con mentalización cuando sentimos que una persona negativa o que intenta extraernos energías está cerca.

El sistema es simple, debemos respirar profundamente por la nariz y sacar el aire por la boca. Al hacerlo debemos pensar en que nuestro cuerpo y mente son infranqueables y que la persona que se acerca se va rápidamente y no logra penetrar nuestro psiquismo.

Al sacar el aire por la boca debemos además mentalizar que por ella sale la energía negativa y que la persona que se acerca sólo puede alimentarse de esa energía.

Si es un verdadero vampiro energético se alejará porque entenderá que esa energía no lo hace feliz ni lo alimenta verdaderamente.

Este método es usado de diferentes formas, podemos variarlo un poco de acuerdo a nuestra imaginación siempre intentando lanzar al aire un tipo de energía negativa para alejar a los vampiros energéticos.