Sabrina Antúnez, oficial de PNA: “Mi sueño está cumplido”

Nació en Puerto Iguazú y es la primera mujer Jefa de Máquinas del Guardacostas GC68 - Río Paraguay de la Prefectura Naval Argentina.

30/03/2021 14:24

“Mi sueño está cumplido, y a pesar de haber llegado hasta acá, todos los días me esfuerzo para subir un escalón más”, afirmó Sabrina Antúnez (28), la primera mujer Jefa de Máquinas del Guardacostas GC68 – Río Paraguay de la Prefectura Naval Argentina (PNA).

Antúnez nació la Ciudad de las Cataratas, y desde enero del 2020 es la primera mujer en ocupar este cargo, lo que significa “un logro para ella, para su familia y para toda la provincia”.

La joven decidió ingresar a esa fuerza a partir de los 12 años. “Es algo que tenía decidido, por herencia, porque mi abuelo, que era suboficial de PNA, siempre me inspiró a que ingrese. Esa fue mi motivación. Cuando él falleció yo tenía 12 años, y le prometí que iba a ingresar a la Prefectura”, manifestó a LaVozDeCataratas.

Cumpliendo su promesa Sabrina ingresó al Instituto que la fuerza posee en Zárate, provincia de Buenos Aires, en febrero de 2010. Tres años estudió como cadete y egresó como oficial ayudante. Después de cumplir funciones por tres años en la PNA de Olivos y también en Ushuaia, en 2016 ascendió a oficial auxiliar. Luego, volvió a la Escuela Superior de Olivos para hacer una especialización en máquinas navales.

En el 2017 se recibió de maquinista y de licenciada en seguridad marítima y tuvo contacto por primera vez con un barco. “El guardacostas GC24 Mantilla fue mi primer destino, donde cumplí funciones de guardia y también como jefa de control de averías e incendios, arriba del buque. Además realizaba junto a toda la tripulación navegaciones patrullando la Zona Económica Exclusiva Argentina a 200 millas de la costa para realizar prevención y control de la ilegalidad pesquera originada por buques que enarbolan pabellón de otros países, ya que decenas de buques de bandera nacional realizan tareas de pesca absolutamente legales pero que igualmente están sujetas al control de la Autoridad Marítima Nacional en salvaguarda de la seguridad de la vida humana en el mar, la prevención de la contaminación y el cumplimiento de las disposiciones de la reglamentación pesquera”, describió la joven.

Camarones ilegales

Una de las experiencias que vivió Antúnez en ese barco fue la de avistar y detener a barcos pesqueros chinos que de forma ilegal pescaban camarones en las costas Argentinas. “En ese buque tuve la experiencia de poder avistar a barcos chinos pescando de forma ilegal en aguas Argentinas. Estaba a bordo en ese momento en el Mantilla, y tuvimos dos capturas en el 2018 y 2019”. En el 2019 ascendió a oficial principal.

Luego de esos episodios, fue trasladada a Necochea como jefa de máquinas del Guardacostas GC-68 Río Paraguay, donde cumple funciones de custodia de la ciudad balnearia. “Velamos por la navegación segura, protegemos el puerto y la vida humana en el agua”, añadió. Es la primera vez en la historia de la Prefectura Naval Argentina que ese Guardacostas tiene a bordo una mujer y que además es jefa de máquinas. También la joven es la encargada, en el puerto Quequén, de realizar inspecciones de máquinas de los barcos pesqueros y corroborar la seguridad en máquinas, de esos barcos.

Respecto a lo que significa para ella ese precedente, Sabrina comentó a LaVozDeCataratas que “al principio me daba un poco de miedo…. iba a estar a cargo por primera vez del corazón de un Guardacostas y es mucha responsabilidad. Hoy, puedo decir que para mí es muy gratificante aunque trato de aprender día a día y seguir creciendo. Todo lo pude lograr gracias a mis pilares que es mi familia, sobre todo mi mamá, mi abuela, mis tíos, mi padre y mis hermanos”.