Conducir: “Quiero ayudar a las mujeres a empoderarse”

Yaninna Boschmann está al frente de su emprendimiento “Mujer al Volante Puerto Rico”. Enseña y ayuda a mujeres a manejar.

01/03/2021 10:48

Conducir un vehículo se consideró durante mucho tiempo como masculino. “A ellos se les da naturalmente”, escuchamos decir miles de veces. Aunque siempre fue un concepto erróneo, durante mucho tiempo las mujeres aceptaron esto, y las que lo hacían incluso se limitaban a vehículos de porte pequeño, para llevar a sus hijos, para hacer las compras, entre otras.

Pero la mentalidad femenina está en constante cambio, aunque a veces necesita de apoyo y ayuda para vencer los temores o los preconceptos que se escucharon toda la vida.

Esto es lo que Yaninna “Yaxi” Boschmann hace con su emprendimiento Mujer al Volante. “Lo venía pensando desde 2019, pero como suele pasar pensaba que no iba a funcionar, hasta que hace poco más de un mes me animé y armé una página de Facebook y dejé mi número de WhatsApp. Me llevé una sorpresa, porque me llegaron cientos de mensajes, y así arranqué”, contó a PRIMERA EDICIÓN.

Yaxi es licenciada en Trabajo Social y en sus tiempos libres, generalmente a la siesta o bien temprano, da clases personalizadas de manejo para mujeres. Contó que “siempre trabajé con mujeres, en mi trabajo, en mis prácticas, trabajo en todo lo que respecta a género violencia y siempre hago mis aportes en estos ámbitos. Además, siempre enseñé a manejar a mis amigas que me decían que tenía que dedicarme a esto hasta que por fin surgió”, explicó.

La idea del emprendimiento no es sólo enseñar a conducir para que las mujeres puedan obtener su carnet, también es ayudar a “cada mujer ya que viene con su historia, porque detrás del no conducir te encontrás con todo tipo de historia de por qué no lo hizo antes, en muchos casos es por miedo, en mi visión de trabajadora social veo como hay otros factores también como ser la violencia económica, la patrimonial, hay muchos tipos de violencia, como trabajar toda la vida a la par del varón, aportar para todo a la par en la casa, pero el beneficio del auto es para el varón”.

“La mujer camina o pide que la lleven. Y en este tiempo de dar clases de manejo me pasó de conocer historias, muchas de mis alumnas son mujeres mayores, algunas mayores de 60, y noté un patrón que se repetía, mujeres mayores con un auto en su casa y no manejaban, y lo que pasó fue muy lindo, porque cuando hablo con ellas me dicen que el poder aprender es lo mejor que les pasó, incluso la mayoría llega a Mujer al Volante porque otra mujer le pasó el número a su amiga, a su vecina, a su pariente, que sabe que tiene un auto y por ahí está sola, es viuda o lo que sea y no maneja”, contó.

“Yaxi” acompaña a sus alumnas con paciencia y dedicación, les enseña a manejar, pero también las ayuda con sus temores “les enseño a conducir en la ciudad, en la ruta, a salir de calles empinadas, a la vez intento reforzar su confianza y ayudarlas a empoderarse”.

“Poder conducir te da innumerables ventajas, no tenés que depender de nadie o pedir favores a nadie. Muchas de ellas tiene el auto estacionado porque no se animaban a sacar el carnet. Siento que estoy cumpliendo con el propósito que me planteé de ayudar a las mujeres a empoderarse, en este caso aprendiendo a conducir”, explicó.

 

Una iniciativa para replicar en otras localidades de Misiones

Fue tal la repercusión de su página, porque además de contar sobre las clases, Yaxi cuenta la historia de sus alumnas y sus progresos, que recibió consultas de otras localidades de la provincia de mujeres que se sienten inspiradas a replicar este emprendimiento.
“Me contactaron otras mujeres diciendo que les gustaría hacerlo en sus localidades porque no tienen un espacio como este, sólo para mujeres, para aprender a conducir y las aliento. Quiero que este emprendimiento se replique, que haya en toda la provincia si es posible, porque es una forma de ayudarnos entre mujeres, me encanta la idea de que pueda replicarse, las aliento a que lo hagan incluso, el nombre de mi página es Mujer al Volante Puerto Rico, en la localidad donde decidan emprender esto, la mujer que decida hacerlo, puede poner el mismo nombre y su localidad, sería hermoso”, dijo.