El gas en garrafas “es un producto subsidiado”, recordaron

¿Qué es el Programa Hogar?

21/02/2021 11:31

Cabe recordar que la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA) solicitó una urgente actualización de los precios de referencia del gas butano envasado, destacando que las empresas fraccionadoras sufren un déficit insostenible en el marco de la crisis económica que se enfrenta.

Entrevistado por FM de las Misiones 89.3, José María Tomaselli, director de Gas de Misiones, consideró que “en un momento en que se han desfasado todas las variables, lo cierto es que han subido todos los costos para las fraccionadoras, del transporte y del combustible que utilizan para hacer los fletes, también tienen aumento de sueldos con paritarias nuevas. Por eso es probable que estén a la búsqueda de algún ajuste en los precios”.

Al mismo tiempo, recordó que “la garrafa de 10 kilos está autorizada para venderse en boca de expendio a $425. Y nuestra realidad es que el poder adquisitivo está deteriorado, entonces la garrafa está fuertemente subsidiada en Argentina”.

Por ello comparó que “el equivalente calórico, medido en energía, de los 10 litros de nafta sale unos $800 y la garrafa cuesta la mitad porque está subsidiada”.

“Aparte a los sectores más necesitados se les sigue sosteniendo con un subsidio de casi el 60% del costo de la garrafa”, opinó.

Tomaselli además subrayó que “por suerte no hay escasez de hidrocarburos, hay disponibilidad y eso es algo tranquilizador”.

A nivel nacional, desde CEGLA, apuntaron que “la situación que viven las compañías es delicada y requiere de la inmediata intervención de la Secretaría de Energía de la Nación”.

Por ello, evalúan pedir la emergencia del sector y la suspensión de inversiones por el plazo de un año en renovación de camiones y en la recalificación de envases garrafas y tanques a granel.

“Las empresas no pueden continuar con esta situación de quebranto operativo que pone en riesgo a una industria que requiere brindar un servicio en condiciones de calidad y seguridad”, destacó Pedro Cascales, presidente de la entidad.

“El producto que entregamos es muy importante para el entramado familiar e industrial de la Argentina en todos los contextos, incluido el actual de pandemia. Reafirmamos nuestro compromiso de ofrecer energía segura y ecológica, pero necesitamos que sea en un marco de previsibilidad de estructura de costos. Cabe destacar que el sector fraccionador de gas licuado da empleo directa e indirectamente a más de 9.000 personas y abastece con altos estándares de eficiencia a más de 5 millones de hogares con un combustible ecológico, 100% nacional y que es fundamental para el entramado familiar del país”, finalizaron a través del comunicado.

 

El Programa Hogar

El Programa Hogar es un subsidio que entrega el Estado, a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), para la compra de garrafas a familias que declaren una situación de vulnerabilidad y cuyas viviendas no estén conectadas a la red de gas natural.
Se canaliza a través de un monto mensual, que es regulado por la Secretaría de Energía de la Nación, organismo que también se encarga de realizar controles periódicos para cuantificar el monto del beneficio.

Para recibirlo, se piden como requisitos que ningún integrante del grupo familiar disponga de un medidor de gas a su nombre, ya que de esa forma quedaría constancia de la conexión con la red; tener actualizados los datos (padre/madre-hijo/tenencia y cónyuge/conviviente) en ANSeS, y que el miembro de la familia con mayor ingreso no supere dos salarios mínimos, vitales y móviles.

Sobre este último punto, si en la vivienda reside una persona con certificado de discapacidad (CUD) emitido por autoridad competente, el mayor ingreso de los habitantes del domicilio no debe superar tres salarios mínimos, vitales y móviles.

El trámite para solicitarlo se realiza online, a través del sitio Mi ANSeS, o también en uno de puntos de atención que la ANSeS tiene en todo el país.

La vigencia del subsidio es por 12 meses a partir de la fecha de otorgamiento y queda sujeto a un control de derecho mensual realizado por la Secretaría de Energía. Previo al vencimiento, el beneficiario debe solicitarlo nuevamente a través de la web de la ANSeS.