Estiman pérdidas millonarias en la forestoindustria tras los incendios

El presidente de la APICOFOM, Guillermo Fachinello, reveló que pidieron la declaración de la emergencia en Misiones. Trabajan para recuperar rollos. No descartó despidos.

30/11/2020 06:03

Hubo productores a los que se les quemó hasta 5 mil hectáreas de bosque cultivado

Los incendios que se registraron la semana pasada en Misiones y Corrientes ocasionaron pérdidas en la forestoindustria que llegarían a ser millonarias.

Así lo afirmó a PRIMERA EDICIÓN el presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes (APICOFOM), Guillermo Fachinello, quien indicó que todavía no tienen un número exacto, ya que se encuentran trabajando en un relevamiento.

Hubo daños muy grandes, tenemos algunos socios que han perdido hasta 5 mil hectáreas. Esta semana fue trágica, tuvimos mucha suerte de no tener pérdidas humanas. No vamos a parar, no tendremos vacaciones ni nada, porque tenemos que hacer algo con los rollos que se quemaron”, apuntó.

Precisó que “realmente fueron muchas las hectáreas afectadas. Tendremos que tratar de paliar un poco la situación para que el productor no pierda toda esta masa forestal. Son muchos metros cúbicos de madera y tenemos que tratar de recuperar todo lo que se pueda”, deslizó.

Asimismo, observó que la forestoindustria de Corrientes fue la más afectadas por los incendios. “Hay lotes que deberán comenzar con el ciclo de 10 años y para esto hay que tener fondos. Algunos productores ya estaban a punto de cosechar, muchos tenían su jubilación en los campos y se quedaron sin nada”, expresó.

Señaló que todavía se encuentran relevando las pérdidas ya que los rollos de mayor volumen podrían recuperarse. “Estamos haciendo una evaluación, hay madera que tiene entre siete u ocho años que no se podrá recuperar. Las que sean de mayor volumen sí se podrán aprovechar, esperamos que nos dé el tiempo. Tenemos más o menos 60 días en los cuales la madera todavía es aprovechable, después se deteriora mucho”, explicó.

En este contexto, advirtió que “podría haber despidos en el sector. Estamos preocupados por la cantidad de gente que se va a quedar sin trabajo, una parte de estos trabajadores son los resineros”, sentenció.

 

Emergencia

Debido a esta situación, desde APICOFOM solicitaron que se comprenda a la forestoindustria dentro de la emergencia agropecuaria que analiza declarar el Ministerio del Agro de Misiones.

“El Gobierno provincial está llevando adelante un relevamiento de las pérdidas. Es factible que la forestoindustria esté comprendida dentro de la emergencia, eso es lo que se pidió, realmente teníamos un buen momento de ventas y esto nos va a complicar un poco”, reiteró.

Apreció que “hasta hoy se está haciendo la guardia de ceniza esperando que no se produzcan rebrotes de incendios en los árboles de madera dura. Hay que controlar las maderas huecas que no se apagan con la lluvia”, sentenció.

En este sentido, Fachinello agradeció a los bomberos voluntarios y a la ciudadanía que ayudó a combatir los incendios forestales.

 

Demanda sostenida

Consultado sobre la demanda de productos forestales en Misiones, Guillermo Fachinello comentó que esta “se mantiene constante”.

“No es un aumento de la demanda como el que tuvimos la última vez pero está pareja”, agregó.

En materia de precios, consideró que “no podemos pasar a los precios nuestros los aumentos de los costos de la logística que subió mucho por la pandemia del COVID”.

“Todavía por ahí hay faltantes de algunos productos, pero calculo que el mercado internacional seguirá demandando, bajó un poco el precio pero seguimos trabajando”, cerró.

 

Irrecuperable

Guillermo Fachinello reflexionó que si bien las pérdidas de la forestoindustria se pueden recuperar, “lo que es irrecuperable es lo que pierde del bosque nativo y la fauna. “No podremos rescatar todo lo que se dañó”, lamentó.

 

En alerta
El titular de la APICOFOM remarcó que siguen en alerta porque el agua fue una bendición pero no lo suficiente como para dejarlos tranquilos. “Hasta marzo vamos a tener que estar muy atentos y seguir trabajando”, apreció.