La ley de atracción

La exmodelo, Licenciada en Psicología y empresaria, María José Giménez López sostiene que “si lo deseas con todas tus fuerzas, se cumple”. Su belleza la llevó a recorrer países como China, Tailandia, la India y Turquía. Ahora, “fundé mi propia agencia, soy mamá y creo que los años van a traer nuevas metas por cumplir”.

16/06/2020 06:51

Cuando era niña y vivía en Concepción de la Sierra, Majo se imaginó en las pasarelas del mundo. Con 15 años, tuvo la oportunidad de concretar esos sueños. Fue así como recorrió gran parte del país, Europa y Asia, representando a Misiones. Hoy, desde Capital Federal, nos habla de su propia agencia de modelos.

María José Giménez López nació y creció en Concepción de la Sierra, de niña era fanática de la serie “Chiquititas” y en más de una oportunidad soñó que trabajaba en esa famosa telenovela. De hecho “soñaba que Cris Morena -una exactriz, conductora y productora de televisión argentina- se aparecía en la plaza de mi pueblo y me llevaba. Bueno, así pasó con Pancho Dotto pero años más tarde”.

Majo es una agradecida a la vida, nos contó que a medida que pasan los años va cumpliendo sus metas y sueños: “hoy tengo mi propia empresa, soy mamá y creo que los años van a traer nuevas metas y sueños por cumplir”.

A la profesión de modelo llegó en el 2002, tenía 15 años cuando se presentó al scouting de Dotto Models, que se realizó en Posadas. Pero antes, Majo estudió por un año en la escuela de modelos “Elegance”, de Roxana Bogado.

Siempre que se me pone algo en la cabeza me esfuerzo al máximo para cumplirlo. No creo que haya nada imposible de hacer, busco los recursos, trabajo y bueno, a veces se da y a veces no”

Recuerda que “viajaba desde Concepción de la Sierra a Posadas todos los viernes”. Y valió la pena tanto esfuerzo, porque quedó entre las 4 finalistas. “Viajé a Buenos Aires a conocer la agencia y realicé mi primer book, pero mis padres no me permitieron quedarme ya que debía terminar el colegio”.

Dos años después, con 17, volvió a presentarse y “Pancho me reconoció y viajé a Buenos Aires nuevamente, desde ese momento me enamoré de esta ciudad”.

En la agencia de Pancho Dotto trabajó dos años: “tuve la oportunidad de trabajar en el programa de Nicolás Repetto en canal 13 como secretaria. También hice varias producciones para la Revista Para Ti, entre otras. Campañas y desfiles, como los de Roberto Giordano, desfiles en Buenos Aires, Punta de Este y en el interior del país”.

En el año 2008 viajó a China de la mano de International Models, agencia que la representó en ese momento. En el aquel país vivió por dos meses en Guangzhou y un mes en Shantou, dos ciudades al sur de China.

Ese mismo año viajó a Estambul, Turquía donde vivió por cuatro meses. “Ese país me fascinó, trabajé mucho, hice comerciales como el de Doritos y trabajé para grandes marcas de ropa del país”.

Al año siguiente, en 2009 comenzó a estudiar Psicología en la universidad del Salvador. Paralelo, continuó trabajando como modelo y “empecé como booker internacional en la agencia que me representaba. El trabajo consistía en seleccionar modelos y buscarles un destino de acuerdo al perfil de cada uno, en Latinoamérica, Europa o Asia”.

Cuando cursaba el tercer año de la carrera, debió ponerle un freno a los estudios y viajar a la India por seis meses. “Para mí fue una hermosa oportunidad, siempre quise conocer India, me encanta descubrir culturas nuevas. Viví en Mumbai, aprendí mucho, viaje a Nueva Delhi, al Taj Mahal e hice amigos con los que hablo con frecuencia; antes de volver viajé a Tailandia, ya que estaba cerca y tenía que aprovechar”.

Una vez en el país retomó los estudios. “Y luego de unos meses decidí que era el momento de abrir mi propia agencia y capitalizar la experiencia adquirida”.

Cuando volví de La India, sentí que debía crear algo propio, tener mi agencia de modelos y de este modo capitalizar la experiencia adquirida. Y lo hice, comencé con una computadora en mi departamento”.

Fue así que Majo fundó “Clever”, una agencia que busca desarrollar un nuevo concepto dentro del modelaje: “con un perfil saludable, joven y con manejo inteligente y responsable de la imagen”.

La exmodelo relató a Revista SextoSentido que comenzó con una sola computadora, en su departamento. “Y al poco tiempo ya daba clase de modelaje, con dos amigos; Ema y Leo, a cambio del alquiler de un espacio, donde actualmente sigue funcionando la agencia, en el barrio de San Telmo, Buenos Aires”.

Hoy, con cinco años de trayectoria el equipo creció y no sólo trabajan en Argentina, también en el exterior, “principalmente con Milán, México, Paris, Turquía, India, China, Filipinas, Barcelona, Perú, Chile, Bangkok, entre otros”.

Otros de mis objetivos es poder dedicarle más tiempo a mi profesión de psicología. Actualmente, estoy haciendo un postgrado en Psicología Cognitiva y muy entusiasmada con eso”.

Esta joven, exmodelo y empresaria, se inspira es su propia “ambición y en las ganas de crecer y superarme. Creo en la ley de atracción, si lo deseas con todas tus fuerzas se cumple”.

La clave es la actitud 

A Majo, la profesión de modelo siempre le apasionó “desde prepararme para un casting hasta desfilar, mas allá de no quedar en el trabajo. Para mí ir a un casting era todo. Hoy como directora de Clever me gusta elegir modelos con la misma pasión”.

En plena cuarentena, nos contó que “el año comenzó muy bien pero debido a la pandemia se pospusieron algunos viajes y proyectos”. Sin embargo, la joven emprendedora continúa trabajando desde su hogar, en conexión con su equipo.

Con respecto al perfil de las modelos, nos explicó que desde su agencia “creemos en todas las herramientas de un modelo, pero la principal en la actitud. Creemos que hay que vivir la vida, cuidándonos. Pero también, cuidar el planeta, ser amigable, responsable y cuidar tu alma leyendo un libro”.

Por
Susana Breska Sisterna
Lic. En Comunicación Social
[email protected]

Fotos gentileza: Ema DS.