“Representar al país es algo hermoso”

Milagros Nimeth (17) arrancó su preparación de cara al preseleccionado que definirá al equipo nacional que competirá en el Panamericano de Ecuador, en agosto. “Cuando te ponés ese traje, te tiembla todo”, le dijo a EL DEPOR la joven que arranca el 2020 con varios objetivos: uno de ellos, competir en Europa.

30/01/2020 10:24

SU LUGAR MÁS CÓMODO. Milagros, con los patines en la pista, que es donde mejor se siente. Con 17 años irá en búsqueda de su tercer Panamericano representando a la Argentina.

Con la convocatoria para el preseleccionado confirmada, Milagros Nimeth arrancó la parte más dura de su entrenamiento en la previa a las pruebas que dirán quiénes serán los cinco representantes argentinos en el Torneo Panamericano de Patinaje Artístico 2020 que se disputará en Guayaquil (Ecuador), el próximo agosto. “Representar a la Argentina es hermoso. Te ponés ese traje y te tiembla todo”, dijo “Mili” a EL DEPORTIVO antes de uno de los entrenamientos en Hot Wheels, de la mano de su entrenadora Viviana Kruger.

“Mili” se enteró de la convocatoria antes de que el aviso llegue a la Federación Misionera de Patín. “Yo estaba en Buenos Aires y me enteré por sorpresa allá. Veníamos viendo el ranking nacional y esperábamos quedar en un cuarto o quinto lugar. Hasta que me avisó mi técnico, Alejandro Raga, que había quedado segunda”, relató “Mili” en la charla con EL DEPOR. “Nos sorprendió el podio porque los dos mejores de la categoría pueden ir al campeonato del mundo, que es a lo que estamos apuntando”, agregó la joven de 17 años.

Son diez los preseleccionados en la categoría de Milagros, Junior Internacional. Este grupo pasará por una concentración (todavía no está confirmado pero todo indica que será en la provincia de Buenos Aires, a fines de febrero) bajo la orden de los técnicos nacionales que definirán quiénes serán los cinco que se pondrán el traje argentino para representar al país en el Panamericano. “Esos entrenamientos son más difíciles que competir”, reconoció “Mili” porque, según contó, después del precalentamiento “se hacen filas y empiezan a hacer saltos de a uno. Tenés solamente tres intentos, si fallaste… fuiste. Hay mucha presión”.

Sin embargo, ella sabe lo que es lidiar con este tipo de presión porque no es la primera vez que se somete al escrutinio de técnicos para quedar en el equipo nacional. De hecho, en caso de ser seleccionada, será la tercera vez que dirá presente en un Panamericano y ya tiene cuatro Sudamericanos a cuesta. “Representar a la Argentina es hermoso, te ponés ese traje y te tiembla todo”, aseguró.

A PURO PATÍN. Con Viviana Kruger, su entrenadora en Posadas. “Mili” se prepara con todo para el preseleccionado de fines de febrero.

Además, gracias al patín está conociendo varios países como Chile, Brasil, Paraguay, “Colombia, que fue el más lindo” y muchas zonas “que no conocía de mi propio país”. Ahora tiene la posibilidad de conocer Ecuador. Una carrera ideal para una joven que comenzó a patinar a los seis años y casi de casualidad. “Fui con mi mamá a buscar una nena al club y me preguntaron si quería patinar. Me pusieron los patines y me largué”, recordó. La primera vez que deslizó se cayó de boca, pero se levantó y, de ahí en adelante, todo salió de manera natural. “Nunca había patinado, pero fue como si ya supiera”.

Sus técnicos vieron que avanzaba muy rápido y la incentivaron a que participe en el Sudamericano de Chile en la categoría Mini Infantil Internacional. “Fuimos a probar, no teníamos expectativa de podio pero quedé primera. Desde entonces estoy en Internacional”. Esa excelente performance fue el puntapié de una carrera que no paró de crecer y que suma entrenadores en casi todo el país. “Tengo muchos técnicos que me toman como su alumna, en San Juan, en Buenos Aires y ahora estoy acá con Viviana Kruger”, relató “Mili”.

Es justamente con Viviana con quien entrena todas las tardes de lunes a viernes, y también los sábados. Además, por la mañana, se va hasta el CePARD donde tiene cuatro horas de entrenamiento físico. “Al mediodía trato de estar con mi familia porque casi nunca los veo, viajo muy de seguido”, se rió. Esta pretemporada se intensificará para llegar con todo al preseleccionado porque “el objetivo es quedar”, afirmó la patinadora.

 

Europa y la cuestión económica

De los cinco que quedan en el seleccionado para el Panamericano, dos integrarán el equipo para el Campeonato Mundial, que se realizará en Paraguay.

Ese es otro de los objetivos de Milagros, para lo que debe quedar entre las cinco mejores de América en el Panamericano, pero sabe que la cuestión económica juega un rol fundamental a la hora de viajar a las competencias.

Está complicado, tenemos que pagar montos en dólares y hablamos de 3 mil o 4 mil dólares”, relató. Si queda entre los cinco que van al Panamericano, todavía resta definir cómo reunirá ese dinero que debe salir de su bolsillo. “La idea es viajar a todos lados. Vamos a vender alfajorcitos, arroz con pollo, lo que aparezca”, dijo entre risas. “Si económicamente no puedo llegar a ir tengo otros torneos, pero la idea es ir a todas las competencias este año”, agregó.

Pero además para este 2020 se suma un nuevo objetivo: competir en las Copas del Mundo que se realizarán en Alemania e Italia, competencias cuyos premios son dinero en efectivo. “Este año el objetivo también es competir en Europa pero estamos hablando arriba de los 4 mil dólares”, señaló.