“Me ofrecieron hasta un auto por la camiseta, pero dije que no”

Juan José Cañete (62) ganó la camiseta firmada por Messi que durante 2019 sorteó PRIMERA EDICIÓN. Fue un bálsamo después de un choque que casi lo deja sin caminar. Por la pilcha ya recibió ofertas. “La quiero tener conmigo, tiene un valor incalculable”, le dijo a EL DEPORTIVO.

14/01/2020 19:26

De la casa al trabajo. Y del trabajo a la casa. Esa era la rutina que durante años llevó adelante Juan José Cañete (62), otrora chofer de camiones y ahora dedicado a la mecánica de esos vehículos. Hasta hace poco más de un año y medio, cuando un siniestro vial casi lo deja sin poder volver a caminar. Estuvo a segundos, a centímetros, de no contar la historia.

A PLENO. La sonrisa de Juan José junto a la camiseta más deseada. “Los vecinos me dicen que cuando salga me la lleve, que me la van a robar”, se ríe el mecánico.

De aquella noche, Cañete recuerda casi todo. El regreso a casa desde el taller. La luz roja del semáforo de Moreau De Justo y Quaranta. El sonido del impacto. El golpe inesperado desde atrás. Y un dolor indescriptible. Ese fue el inicio de una larga pesadilla sin poder trabajar y, entre otras cosas, sin el fútbol 5 con los amigos.

Por fortuna, aquella ya no será la noche que marcará para siempre la vida de Juan José. La del martes 17 de diciembre de 2019 vino a reemplazar ese mal recuerdo. Ese día, Cañete fue uno de los protagonistas de la Fiesta del Deporte Misionero de PRIMERA EDICIÓN, al recibir la camiseta autografiada por Lionel Messi que sorteó este Diario. El destino, que lo puso la primera vez en el lugar y la hora equivocada, le hizo un guiño al seleccionar su cupón entre el millar de participantes.

“Después de todo lo que me pasó, ganar la camiseta fue una alegría enorme, un alivio. Ya me ofrecieron hasta un auto, pero dije que no. La quiero tener conmigo, por lo menos por ahora, tiene un valor incalculable para mí”, confió Cañete a EL DEPORTIVO, que lo visitó en su casa de la chacra 251 de Posadas para conocer un poco más al ganador de un premio histórico.

Juan José, ¿así que la camiseta vino a aliviar un poco todo lo que te pasó en este último tiempo?

Sí, realmente fue una alegría enorme. Yo era chofer y ahora me dedico a la mecánica de camiones. Hace un año y medio volvía a casa en moto, estaba esperando el verde en Moreau De Justo y Quaranta, cuando vino un auto y me llevó por delante. El conductor no estaba alcoholizado ni nada. Se dio a la fuga, lo siguieron y lograron demorarlo. Lo único que me dijo fue “no te vi”. La cuestión es que terminé con fractura de fémur, me pusieron una prótesis y ahora me estoy recuperando. Calculo que la licencia médica va a superar los dos años. La verdad que todo esto me complicó y mucho, extraño ir a trabajar, el deporte, la bicicleta, salir a caminar. Todo te corta. Antes de esto, jugaba mucho al fútbol 5, pero ahora ya no quiero ni ir a la cancha a mirar, tengo miedo de caerme de la tribuna o algo así.

Enhorabuena… La camiseta vino a darte un poco de alegría… ¿cómo te enteraste que habías ganado?

Sí, sí, tal cual. Bueno, desde el Diario llamaron a mi hija y ella me avisó. No lo podía creer. Después me avisaron que tenía que ir a la Fiesta del Deporte, donde me la iban a entregar. Fui acompañado de mi nieto y mi hija. Encima cuando fui a buscar las entradas me enteré que era una sola camiseta, porque primero había pensado que sorteaban varias, así que más especial todavía el premio.

¿Cuántos cupones metiste?

No recuerdo bien, pero por lo menos habrán sido diez. Y es la primera vez que gano algo en mi vida. Imaginate. Es la primera vez y flor de premio. Ya tengo varias ofertas, muchos me quieren comprar la camiseta…

¡Apa! ¿Qué ofertas recibiste?

Sí, hay un muchacho de Oberá que tiene una casa de deportes y que me ofreció un auto por la camiseta, creo que era un Renault Clio. Le dije que no, pero es increíble el fanatismo que tiene la gente por Messi. Y hay un montón de otros ofrecimientos. Vecinos acá del barrio también, pero las ofertas son más chicas (se ríe Juan José). Tengo mi vecino que me carga todos los días. Me dice “cuidá tu casa, que te voy a entrar a robar. Y si salís, llevá la camiseta con vos”. Es algo muy valioso, para mí tiene un valor enorme, incalculable.

¿Lo del auto fue lo más concreto o hay alguna otra oferta?

Después hay otro muchacho de Puerto Iguazú, amigo de mi yerno, que me dijo que cuando yo decida vender, él me compra… No me dijo cómo ni cuánto, sólo eso. La verdad es que yo no puedo ponerle valor ahora, pero por lo pronto voy a seguir con la camiseta. Quizás más adelante, si hay un buen ofrecimiento y sé que la van a cuidar, puede ser, pero si no, no…

BIEN DE FAMILIA. Cañete junto a su esposa y nietos. Le llueven las ofertas por la celeste y blanca de la “Pulga”.

Desde ahora, sos el nuevo ídolo de la cuadra…

Sí (se ríe), ahora ya saben que soy famoso, me cargan con eso, con que voy a salir en el Diario…

Si se puede contar, ¿qué vas a hacer con la camiseta?

Por lo pronto, tengo pensado enmarcarla en un cuadro así tipo vitrina, pero no la voy a exhibir, la voy a tener bien guardada nomás, porque no quiero que le agarre claridad ni nada que la pueda afectar. Va a quedarse conmigo, bien guardadita.

EL MOMENTO. Juan José, en la Fiesta del Deporte, tras recibir la casaca por parte de Yamila Rodríguez, jugadora de la Selección Argentina femenina.

¿Qué tal la Fiesta del Deporte?

La verdad es que la pasé muy bien, fui atendido de manera excelente y conocí a mucha gente. Tuve la oportunidad de hablar con Javier Castrilli, de verlo a “Finito” Gehrmann, pude conocer a Lucas Suárez, el árbitro posadeño que paró un partido cuando los padres insultaban a los chicos acá en Posadas. A Yamila Rodríguez, que me entregó la camiseta. Realmente lo disfruté y mucho.

Hablemos de fútbol, la pregunta es odiosa pero…¿Messi o Maradona?

Están los dos, yo no me paro de ningún lado, porque Maradona en su tiempo nos dio muchas alegrías. Y Messi, si bien en ese sentido no pudo igualarlo, también nos está dando alegrías. Lo bueno es que a Messi aún podemos disfrutarlo.

¿Pudiste verlo a alguno de los dos en la cancha?

No no, sólo por televisión. Hace mucho tiempo fui a la cancha de Boca para ver ahí en vivo a Maradona, pero tuve la mala suerte de que ese día finalmente no jugó. Y a Messi, menos.

¿Sos fanático de Messi?

No soy fanático, me gusta pero no soy fanático. Te digo más, si tengo que entrar a elegir, elijo a Ronaldo (se ríe Juan José). Como argentino, claro que elijo a Messi, pero me gusta más Cristiano Ronaldo por la forma de jugar, como que luce más, por lo menos para mí. Pero bueno, nosotros como argentinos tenemos que disfrutarlo a Messi mientras podamos.

Por lo que nos contaste, podemos suponer que sos hincha de…

Soy hincha de Boca. Este no fue un buen año para nosotros, pero no por eso vamos a dejar de hinchar por Boca (se ríe). Nosotros tuvimos una temporada buena y la disfrutamos, ahora les toca a ellos (por River).

¿Qué significa tener la camiseta autografiada de Messi en tu casa?

Es algo único. Nunca imaginé algo así.

¿Y los muchachos del taller? ¿Ya reclamaron el asado?

Hace mucho que no voy, por el tema de la licencia médica, pero creo que no saben nada todavía. No sé si leyeron el diario, pero hasta ahora no me llamaron ni nada. Lo único seguro es que, cuando se enteren, van a aparecer.