Tránsito: “Hay que unificar criterios en toda la provincia”

El abogado Luis Di Falco confirmó su inminente nombramiento y delineó algunos de los ejes de trabajo que abordará “antes de que termine el año”.

13/12/2019 09:15

EN FOCO. “Más allá de las charlas y capacitaciones, tenemos que cambiar la forma de controlar”, dijo Di Falco.

Si bien resta la oficialización de su nombramiento por parte del gobernador Oscar Herrera Ahuad, lo que este jueves por la mañana comenzó como un rumor fue confirmado horas después por su propio protagonista: el abogado y especialista en tránsito Luis Di Falco estará al frente del Consejo Provincial de Seguridad Vial.

En una extensa entrevista con el programa “Primera Plana” que se emite por la FM 89.3 de las Misiones, Di Falco delineó los principales ejes de su gestión y aseguró que empezará a trabajar lo antes posible en busca de soluciones -aunque sea parciales- “antes de que termine el año”.

Luis Di Falco, nuevo titular del Consejo Provincial de Seguridad Vial

El primer obstáculo con el que se encontrará, según advirtió, es que “venimos de muchos años con muchas cosas sueltas por ahí y necesitamos unificar”, porque “cada municipio es autónomo y cada uno puede establecer sus radares, sus propias reglas y su metodología dentro de su zona urbana, nosotros lo que podemos hacer es bajar línea de alguna manera para que tendamos a tener algo unificado en toda la provincia”.

Por ejemplo, apuntó, “no podemos tener 76 municipios y que 74 de ellos no tengan una norma de ‘Alcohol cero’ (al volante), cuando sabemos que más del 50% de la gente que tiene accidentes de tránsito está alcoholizada o drogada, en algunos casos. Entonces tenemos que tender líneas para que todos tengamos los mismos criterios. Cuando bajen los índices (de siniestralidad) podremos hablar de vuelta sobre la las medidas aplicables en materia de control de alcoholemia, pero primero necesitamos bajar los índices, porque muere muchísima gente: en Misiones estamos quintos a nivel nacional en cuanto a muertos por accidentes de tránsito”, alertó.

En cualquier caso, aclaró que “ya sabemos lo que hay que hacer y tenemos que ponernos a hacerlo ahora. Tengo un montón de ideas y planes, y muchos de ellos no requieren plata; pero no quiero esperar a febrero o marzo para empezar a hacer cosas: quiero, ni bien salga el instrumento legal, ponerme a trabajar seriamente con el tema de las fiestas, cuando tenemos muchos alcoholizados en las calles”.

En ese sentido, explicó que “de acá al 15 de enero son fechas complicadas, porque la gente va a los arroyos, al río, a las piletas… Muchos salen alcoholizados a las rutas nacionales y provinciales, y también dentro de los ejidos urbanos. Tenemos que ponernos a planificar un sistema de controles diferente al que tenemos para que tengamos menos muertos que el año pasado, para empezar el año de otra manera. Todavía faltan más de 15 días para que termine el año y lamentablemente va a seguir muriendo gente”.

Respecto al “Alcohol cero”, la “salida” ideal sería una ley provincial a la que después adhieran todos los municipios, pero “no te olvides que ahora los Concejos Deliberantes están casi cerrando el año y ni hablar de la Cámara (de Diputados), entonces tenemos que buscar ahora las soluciones a través de convenios con cada una de las municipalidades, darles los suministros, el apoyo logístico y técnico a través de la Provincia para que puedan hacer un mejor trabajo, controlar mejor, mejorar la seguridad del personal de control… Todo eso queremos hacerlo antes de fin de año, hasta tanto el año que viene podamos sacar otros instrumentos legales”, sentenció Di Falco.

 

“Hijos del rigor”

“Lamentablemente, los argentinos somos hijos del rigor y la única manera que mucha gente entiende es por medio de la multa”.

Bajo ese argumento, Luis Di Falco confirmó que los radares van a seguir vigentes en las rutas de Misiones. Eso sí: sería “un sistema de radares fijos, con la cartelería adecuada por todos lados y que la gente sepa que si va a más de 60 kilómetros por hora cuando pasa por una localidad, le corresponde una multa; y si va por una ruta donde la máxima sea 80, 100 o 110, no puede ir a más de esa velocidad”.

Al mismo tiempo, remarcó la importancia de aprender o reaprender a manejar, y en ese contexto planteó el tema de las autoescuelas privadas: “No tenemos autoescuelas habilitadas en Misiones, tenemos que habilitarlas por ordenanza en todos los municipios de la provincia y darles una reglamentación, encontrar la forma de que quienes se sientan capacitados para enseñar puedan inscribirse, tener la idoneidad, darles los manuales para poder hacerlo, así no hay que esperar a que el Estado haga todo y se generarían fuentes de trabajo”.

Y respecto a la capacidad de los inspectores de tránsito, tanto municipales como de la Policía, adelantó que “la idea que tenemos es firmar convenios con todas las municipalidades de Misiones y darles capacitaciones, nuestras y de afuera, y dotarlos de un manual de procedimientos, para que sepan el ABC de lo que pueden hacer y lo que no, no podemos dejar que dependiendo el municipio que sea, se interprete la ley de tránsito”.

Al mismo tiempo “hay que educar también al ciudadano para que sepa sus derechos y qué le pueden exigir y qué no en un control. Además de buscar la forma de que la gente pueda comunicarse con alguien dentro de nuestro sistema las 24 horas del día, cuando cree que no está bien o no es correcto el control que le están haciendo”, finalizó.