En Posadas, “el 99% de la costa” está inhabilitado para nadar

Así lo señaló el director de la escuela municipal de guardavidas de Posadas, Sergio Balatorre. Adelantó que el Mártires tampoco será habilitado como balneario esta temporada. Además dio algunas recomendaciones a quienes quieran ir al agua.

12/11/2019 08:03

PELIGRO. La playa del Mártires no estará habilitada como balneario esta temporada.

Ante la llegada de los calores en Misiones, y en el caso particular de la capital provincial, que tiene un balcón inmenso al río Paraná, siempre conviene un llamado de atención a la población en general a no tirarse al agua en sitios o lugares prohibidos, ya que varias veces dicha irresponsabilidad se paga con la muerte.

La semana pasada en Posadas hubo dos casos mortales y el epicentro fue el arroyo Mártires, un lugar justamente donde está prohibido refrescarse por su peligrosidad, pese a que años atrás fue un balneario habilitado y muy concurrido en la Zona Oeste de la ciudad.

Este lunes “El Aire de las Misiones” que se emite por la 89.3 FM Santa María de las Misiones dialogó al respecto con el director de la Escuela Municipal de Guardavidas, Sergio Balatorre, quien graficó que “en mi opinión personal, tras el llenado del embalse de la represa Yacyretá, el agua entró en casi todos los barrios de Posadas; es muy fácil el acceso al agua, y el misionero es un hombre de agua. El termómetro pasa los 35 grados y se va directo al agua”.

Por ello, “que se respete la prohibición del ingreso a lugares prohibidos, me parece que a esta altura es muy difícil de controlar. Depende mucho de la educación de la población y el respeto a las señales”, consideró.

En otro tramo de la charla, el reconocido guardavidas graficó que “sabemos que la gente va a ir al agua cuando hace calor, por lo tanto, es conveniente dar una serie de recomendaciones para que la gente que va a asistir a lugares cercanos a la orilla, ya sea a pescar o a refrescarse, pueda poner a salvo su seguridad”.

 

Recomendaciones

En concreto, Balatorre aconsejó que “se debe tener especial atención a los niños, tratar de llevar siempre un elemento flotante y unos diez metros de soga, para asistir a alguien que pueda tener problemas en el agua; no ingresar en lugares desconocidos y refrescarse con el agua sólo hasta la altura de la cintura, ésas serían algunas de las recomendaciones que daría a las personas que van al agua en lugares prohibidos, que es el 99 por ciento de la costa”.

Asimismo, recordó que, pese a que aún no está habilitado el balneario El Brete, desde el viernes pasado y durante el sábado y el domingo hubo una “guardia pasiva” a cargo de los alumnos de la Escuela de Guardavidas de Posadas.

En lo referente a las últimas muertes en aguas de jurisdicción capitalina, el funcionario avisó que “los últimos ahogamientos fueron cerca de la costa y se podrían haber evitado con un mecanismo muy fácil de tener y utilizar como es un elemento flotante y una soga de unos diez metros, como lo había dicho anteriormente”.

 

El Mártires fuera de agenda

Por otra parte, Balatorre adelantó que “el balneario Mártires no estará habilitado, al igual que la temporada pasada, debido en parte a que tiene fuga de materiales y se armó un pozo muy grande y peligroso en el agua. En cambio, sí van a estar habilitados los balnearios de Miguel Lanús y El Brete”.

También recordó que “la zona de El Laurel es un lugar de altísimo riesgo, desde el Club del Instituto del Seguro hasta Villa Cabello es muy peligroso tirarse al agua, no sólo por la prohibición existente, sino también porque el lecho del río es muy irregular”.