Quedó firme el fallo contra Enzo Da Silva por el crimen de Miriam Cubas

El condenado desistió del recurso de casación. La “responsabilidad penal” dictada por el Tribunal queda en manos de la Justicia Correccional y de Menores, donde le fijarán una pena.

08/11/2019 15:42

DEFINICIÓN. A Da Silva le resta saber los años que seguirá preso.

El 22 de julio pasado, el Tribunal penal de Eldorado dictó sentencia en el caso que conmovió a la Zona Norte y a toda la provincia. De los tres acusados por el crimen de la estudiante Miriam Cubas (16), dos fueron condenados en tanto que el tercero terminó absuelto. Ariel “Chinchulín” Cardozo (24), fue sentenciado a una pena de 25 años, la máxima estipulada para el delito de “homicidio simple”.

En tanto, Enzo Javier Álvez Da Silva (20) fue declarado penalmente responsable, dado que era menor de edad cuando ocurrió el crimen. Finalmente Cristian Javier Vargas (22), fue absuelto por el beneficio de la duda.

A través del defensor oficial, Ariel Cardozo presentó el recurso extraordinario de casación ante el Superior Tribunal de Justicia, con la intención de accionar contra la sentencia que lo condenó. Sin embargo, Enzo Da Silva desistió de esta posibilidad, lo que en la práctica hace que el fallo en su contra quede firme. Al no utilizar este recurso reconocería que para su situación, la decisión que tomó el Tribunal fue correcta.

Tal como lo indica la legislación en materia penal, ahora el expediente será girado al Juzgado Correccional y de Menores de la Tercera Circunscripción Judicial para que dicte una sentencia contra este último. Da Silva continuará alojado en el penal de Eldorado, a la espera de conocer por cuántos años más continuará tras las rejas

 

Su participación

De todo lo que se ventiló en el juicio oral y público, pudo saberse que Enzo, junto a “Chinchulín” Cardozo habían emboscado a Miriam Cubas en el pinar de Puerto Piray el 7 de abril de 2015. La adolescente había salido del BOP 37 al que asistía, e ingresó a un camino en medio de los pinos, lugar que como tantos otros vecinos, habitualmente lo utilizaba para llegar a su casa del barrio San José.

En el debate, durante su alegato, el fiscal Federico Rodríguez había sostenido que quedaba clara la responsabilidad de Ariel Cardozo y Da Silva en la muerte de Miriam Cubas.

Había destacado que el arma blanca con la que apuñalaron a Miriam era de Enzo, además de que él mismo se había autoincriminado cuando se presentó en la comisaría.

Acerca de la forma en la que la mataron, el fiscal había explicado que “abordaron juntos a Miriam” y que como mínimo Álvez Da Silva le había “restringido el ámbito de la libertad” (para que no escape), por lo que ambos estuvieron de acuerdo en el homicidio.

Antes de que se conociera la sentencia, Atilio León, presidente del Tribunal, le cedió la posibilidad a los acusados de emitir sus últimas palabras antes de que se retiraran a debatir el fallo. Enzo Álves Da Silva reconoció que mintió cuando declaró contra Cristian Vargas. “Quiero pedirle perdón, porque cometí falso testimonio. Y que se haga justicia”.

 

El crimen

No se pudo determinar con precisión los motivos del ataque mortal a Miriam Cubas. Recibió cinco cuchilladas: una en el abdomen, tres en la espalda y otra en el rostro.

La causa del deceso fue por shock hipovolémico, es decir, desangrado. No hubo ataque sexual y tampoco robo, ya que la jarra de tereré y su mochila estaban junto a ella.