Preventiva por matar al hermano “porque ya lo tenía podrido”

El imputado tiene 41 años y es conocido como “Chipa”. Deberá responder por la acusación de “homicidio simple”. La víctima, de 36 años, murió tras recibir tres puñaladas.

25/10/2019 07:19

CUCHILLO DE GRANDES DIMENSIONES. La víctima recibió tres puntazos.

Guillermo “Laco” Higinio Barrios (36) tenía hambre y decidió ir a la casa de su madre, ubicada en la periferia de Puerto Iguazú. Pidió algo para comer y le dieron una empanada. El hombre jamás hubiera imaginado que era su última cena.

Es que minutos después discutió con su hermano mayor, de 41 años, y terminó muerto de una certera cuchillada en el pecho.

Entre otras cosas el sospechoso, al momento de ser arrestado, habría referido a los uniformados que la víctima “lo tenía podrido”. El caso se registró el pasado 9 de julio a las 3.30, en el barrio Villa Alta de Puerto Iguazú.

Tras analizar la causa el Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites, le dictó en las últimas horas la prisión preventiva al imputado por “homicidio simple”.

De esta manera el acusado, conocido con el alias de “Chipa”, deberá esperar la instancia de juicio tras las rejas.

En base a lo que reconstruyeron los investigadores respecto a esa madrugada mortal y que fue volcado en el expediente, se pudo saber que no era la primera vez que la víctima acudía a altas horas al hogar materno, donde también solían reunirse sus hermanos a compartir bebidas.

 

Tres puntazos

Luego de pedir algo para comer, y que le dieran una empanada, la víctima comenzó a intercambiar palabras con su hermano. Fue así que “Chipa” y “Laco” fueron a los golpes y todo derivó en un mortal desenlace. Según figura en la resolución del magistrado, fue allí que el hermano mayor le habría asestado tres puntazos a la víctima, uno de los cuales le afectó el corazón y le provocó la muerte en minutos por desangrado interno.

Cuando los efectivos arribaron al lugar, se encontraron con el sospechoso con las manos y ropa manchadas de sangre, sentado frente a la casa de su madre, predio en el que también hay otra vivienda y se distribuye el resto de la familia.

“Ya está, me voy a entregar porque si mis hermanos me agarran después de esto, me van a matar. Mi hermano me tenía cansado, podrido”, le habría dicho a los policías antes de ser esposado.

A menos de cuatro metros del lugar donde cayó tendida la víctima fue hallado un cuchillo de hoja lisa de 30 centímetros de largo con manchas similares a sangre, también la vaina del mismo.

En el momento del hecho había tres vecinos en el lugar, cuyos testimonios seguramente serán claves en la etapa de juicio oral. Además, se hallaba una hermana (que vive en una casa lindera) y otro hermano mellizo del fallecido, quien fue justamente quien avisó a la Policía.

La madre de los involucrados justo se hallaba de visita en la casa de unos familiares. El parte médico oficial indicó que “Laco” sufrió tres cuchilladas. La mortal fue en el pecho. Le ingresó por encima del corazón y cortó arterias y venas que provocaron una hemorragia severa.