Sigue grave la joven que fue prendida fuego por su expareja en Posadas

La víctima tiene 24 años y sufrió quemaduras en la zona frontal del cuerpo. El agresor, de 31 años, la roció con nafta. Violó una orden de restricción perimetral.

23/09/2019 08:05

Una joven peleaba anoche por su vida luego de sufrir quemaduras en distintas partes del cuerpo. El autor del hecho fue su expareja, quien a pesar de que tenía prohibido acercarse a ella, la roció con combustible y la prendió fuego.

El drama se desató entre la noche y la madrugada de ayer en el barrio El Piedral de Posadas. Hacia allí se dirigió el hombre de 31 años, quien en su momento había sido pareja de la joven. La relación había llegado a su fin de la peor manera, debido al contexto de violencia en el que estaba inmersa la víctima.

Esto llegó al punto extremo de tener que solicitar una orden de restricción de acercamiento contra el agresor.
Sin hacer caso de esta medida judicial y decidido a todo, aún sabiendo que podía quedar detenido, el hombre ingresó a la vivienda y comenzó a insultar a su expareja, hasta que la situación comenzó a escalar hasta la violencia extrema.

En un determinado momento, el agresor tomó un bidón de nafta que al parecer había llevado al lugar y se lo arrojó al cuerpo de la joven, para después prenderla fuego.

De forma inmediata las llamas recorrieron toda la zona frontal de la víctima, quien atinó a apagarlo como pudo.

El agresor huyó del lugar mientras que la víctima alcanzó a llamar al 911 para pedir ayuda. De forma inmediata llegaron efectivos policiales y una ambulancia para trasladarla al hospital Madariaga, donde ingresó con quemaduras en ambas manos, en el tórax y en otras partes del cuerpo. Posteriormente fue conectada a un respirador artificial.

En tanto, a las 8 de ayer el agresor fue ubicado y detenido en jurisdicción de la seccional Decimocuarta, en el municipio de Garupá.

El violento quedó detenido a disposición del Juzgado de Instrucción 3, a cargo del magistrado Fernando Verón.
En principio se le inició una causa por “homicidio en grado de tentativa” y “desobediencia judicial”.

La joven permanecía internada en grave estado y se aguardaba el parte médico del Hospital Escuela para conocer la evolución de su estado de salud.

Efectivos de la División Criminalística secuestraron el bidón que fue utilizado para el ataque.