Histórica diferencia

El oficialismo misionero se quedó con casi medio millón de votos y le sacó al presidente nacional del PRO más de 374 mil votos de distancia. La UCR quiere internas para agosto con el PRO. La grieta y los que quedarán en el medio.

09/06/2019 08:55

Primera etapa electoral finalizada, en paz y con mucho para analizar tras los contundentes resultados. Los misioneros fueron a las urnas y eligieron la opción renovadora por sobre las otras tres opositoras. Así, Oscar Herrera Ahuad será gobernador de Misiones desde el 10 de diciembre y sucederá a Hugo Passalacqua.

Pero apenas finalizó una y se vienen, al menos, dos más (tres si se llega a un ballotage en noviembre): las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en agosto y las generales de octubre.

Las alianzas electorales de junio en la tierra colorada, atraviesan un proceso de revisión hasta el próximo 22 de este mes cuando los partidos se inscriban para la competencia de cargos nacionales (presidente y vice; y diputados). Todo sigue siendo una negociación política constante en medio de la crisis económica, la profundización de la pobreza y el desempleo en la Argentina.

Y todo ello tendrá que ver con el contexto en que las nuevas autoridades asumirán el mando en seis meses.

 

Casi medio millón

Según el escrutinio definitivo que finalizó ayer en el recinto de la Legislatura, el Frente Renovador que encabezaron Herrera Ahuad y Carlos Arce se quedó con 494.045 votos de los 712.754 que fueron a votar hace una semana.

La diferencia entre el oficialismo provincial y la fórmula Humberto Schiavoni-Luis Pastori fue de 374.699 votos en la categoría Gobernador y Vice. Así, el presidente nacional del PRO en alianza con el puertismo y el radicalismo, obtuvo un categórico rechazo del electorado, algo que ya se observaba dentro y fuera de las estructuras partidarias. La militancia no acompañó las decisiones de las conducciones y esto será decisivo para las definiciones que haya camino a las PASO.

Volviendo al triunfo de Herrera y Arce, quedará en la historia política de la renovación por ser la mejor elección en los últimos 12 años, en cantidad de sufragios conseguidos. En 2007 Maurice Closs obtuvo 170.985 votos. En 2011 Closs consiguió la reelección con 372.490 y, en 2015, Hugo Passalacqua fue electo con 405.536 votos.

En estos años, lejos de un desgaste por sus cuatro gestiones en el poder (sin contar la primera de Carlos Rovira por el peronismo), el partido gobernante incrementó su cantidad de votantes y la oposición, lejos de afianzarse y con gran atomización, no sedujo a los electores. El Frente Renovador sumó casi 100 mil votos en cuatro años, con la ampliación de su estructura política y el abanico de candidatos de diferentes ideologías que presentó en los municipios.

Eso se llama estrategia política y visión de quienes conducen los destinos de los frentes. Y la renovación ha mostrado la diferencia frente a sus opositores, esta vez de manera aplastante.

En la Legislatura, la bancada renovadora tendrá 26 bancas sobre el total de 40. Cambiemos o Juntos por el Cambio (si siguen en alianza aunque en las votaciones ya mostraron diferencias) quedarán con 10 diputados. Y el PAyS con la misma cantidad: cuatro.

 

Las ciudades y sus particularidades políticas

El mapa político de Misiones mostrará que 73 comunas estarán gobernadas por la renovación y tres por el PAyS. Pero dentro del mismo frente gobernante, hubo cambio de mando interno.

El principal “fenómeno” electoral tuvo lugar en Posadas, donde Leonardo “Lalo” Stelatto le sacó al actual alcalde Joaquín Losada 15.860 votos de diferencia (el escrutinio definitivo estableció 50.555 contra 34.695 respectivamente).

Si se comparan los sufragios conseguidos por los nueve sublemas renovadores sobre los 11 de Juntos para el Cambio, la diferencia fue de 58.147 votos a favor del oficialismo en Posadas. La renovación juntó más de 26 mil votos que en 2015 para intendente.

Por iniciativa de Stelatto se reunieron al cierre de la semana con Losada en la Municipalidad para coordinar el recambio. El próximo intendente quiere empezar a conocer los números. También visitó el Concejo Deliberante y saludó a los trabajadores del lugar.

Hubo “caudillos” comunales derrotados. Los más resonantes fueron Norberto Aguirre a manos de Fabio Martínez en Eldorado y Juan Carlos Ríos destronado por Germán Burger en Campo Viera.

Luego, los electores “castigaron” en las urnas a jefes comunales en diferentes municipios: Apóstoles (la exdiputada María Eugenia Safrán le ganó a Mario Vialey); Puerto Rico (Carlos Koth le ganó al candidato de Federico Neis, Eduardo Graef); San Javier (el médico Matías Vilchez derrotó a la lista apadrinada por Enio Lemes).

También hubo ratificaciones de liderazgos como los de Celia Smiak en Almafuerte; Mabel Cáceres en Santo Pipó; Carlos Fernández en Oberá; Claudio Filippa en Iguazú; Carlos Sartori en Campo Grande; Eldor Hut en Aristóbulo del Valle; Bruno Beck en Andresito; Felipe Jeleñ en Wanda; Carlos Pernigotti en Concepción de la Sierra; Roque Soboczinski en El Soberbio; Jorge Lezcano en Piray; Gaspar Dudek en Cerro Azul; Alfredo Gruber en Esperanza; Oscar Kornoski en Jardín América; Luis Ripoll en Garupá; José Ferreira en El Alcázar; Miguel Dos Santos en San Pedro; Pablo Castro en Santa Ana; Alejandro Arnhold en Capioví; Jorge Lovato en Montecarlo, entre otros.

Y están los que consiguieron volver al frente del Ejecutivo comunal: Mario Lindemann en 25 de Mayo; José Luis Garay en Dos de Mayo; Daniel Yendrika en Azara; Carlos Flores en Candelaria; y Waldemar Wolemberg en Alem. Los votantes, en algunas localidades, da revancha.

Párrafo aparte merecen los cambios en San Vicente, Colonia Aurora y Colonia Delicia con triunfos indiscutidos del PAyS. En la primera se impuso el empresario de supermercados Fabián Rodríguez, en la segunda el actual diputado Cali Göring, y el concejal Roberto Wern en la tercera comuna.

Se trata de los primeros tres municipios que tendrán un gobierno del Partido Agrario y Social que mejoró sus resultados. En San Vicente y Delicia los intendentes actuales están severamente cuestionados y el PAyS supo capitalizar el malhumor y rechazo al oficialismo. En Aurora, municipio en el que nació el espacio político, Göring representa a la nueva mayoría.

En esos municipios donde el resultado fue adverso a la renovación, la gente pidió exactamente eso: la oxigenación de las instituciones en su manejo y gestión. Encontró la respuesta fuera de la estructura gobernante.

 

¿Y ahora para dónde va?

A pesar del triunfo aplastante, el conductor del Frente Renovador llamó a los dirigentes y militantes a un “sereno disfrute”, sin festejos públicos. Dijo que lo más importante de estas elecciones fue que “Misiones le puso un cierre a la grieta y no la dejó entrar”. No hubo ningún dirigente nacional que interpretó el triunfo del oficialismo con mirada nacional.

Todos felicitaron a los candidatos y a la conducción pero ninguno nacionalizó el resultado. “Eso significa que se respeta la decisión de Misiones y el voto de los misioneros. Fue un triunfo puertas adentro”, explicó un habitante de la Rosadita. “Una de las cuestiones que más trasciende es que la nuestra es una provincia que está por encima de las grandes peleas nacionales, por los diferentes vértices que hacen a un lado o al otro de la famosa grieta. Misiones se ha mantenido siempre muy por encima de ello con una relación cordial a nivel institucional con los diferentes gobiernos. Aún muchas veces sin tener respuestas a nuestras solicitudes siempre hemos conservado la paz y equilibrio, no sin cesar en los reclamos como provincia para nuestra gente”, expresó al día siguiente de su contundente triunfo a PRIMERA EDICIÓN el electo Oscar Herrera Ahuad.

Sobre las elecciones nacionales que se vienen, la renovación no se pondría en alguno de los extremos de la grieta. Pero, llegado el momento, lo oficializará Carlos Rovira a la dirigencia y la militancia.

El gran ausente pos electoral es Maurice Closs, quien convive en las redes sociales a diario pero no se pronunció sobre el resultado de las elecciones del 2 de junio por las mismas. Tampoco fue parte de la conferencia de prensa de los ganadores. Y perdió sus apuestas en Aristóbulo del Valle y Posadas, por mencionar las más destacadas.