Un Corazón solidario

Oberá fue escenario de una gran movida solidaria deportiva para ayudar al pequeño que debe enfrentar un costo tratamiento en Baires.

04/05/2019 14:27

El miércoles pasado la capital del monte vivió una jornada memorable, ya que todos, grandes y chicos, se acercaron hasta el estadio del “Decano” obereño para colaborar con Thiago Báez, el chico de 13 años que padece cáncer en los huesos, y que necesita ayuda para seguir con el tratamiento en Buenos Aires.

La jornada se vivió a puro fútbol, pues jugaron las categorías menores de los clubes obereños, veteranos y el broche de oro estuvo dada en la presentación de las Estrellas Misioneras que contó entre sus filas con el campeón del mundo con la selección de futsal Argentina, el misionero Sandro Antiveros.

Además de jugadores de la talla de Ulises Silveira, Lucas Caballero, Federico Martínez, Manuel Sánchez Ocaña, Horacio Galeano y otros futbolistas que se acercaron hasta el estadio de “La Casa Blanca” para colaborar.

Al igual que la gran cantidad de personas que se acercaron, pagaron sus entradas y disfrutaron de una jornada solidaria, los futbolistas desplegaron su juego en el terreno de juego.

TODOS APOYARON. Los obereños acudieron en masa hasta el estadio de Atlético Oberá para colaborar con Thiago, el chico obereño que unió a través de la solidaridad a toda su comunidad.

La recaudación, según los organizadores, fue de poco más de 213 mil pesos que servirán para costear los estudios al que está siendo sometido el pequeño Thiago, que con tan sólo 13 años la está peleando como un león.

La acción colectiva solidaria que enaltece a todos quienes participaron directa o indirectamente de la larga jornada deportiva que concluyó con un show musical a cargo de Roberto Edgar, exvocalista de Volcán, quien junto a otros artistas le dieron el marco musical a la movida solidaria.

Thiago, quien hasta hace poco jugaba en al 2005 de Olimpia/ San Antonio, a quien hace poco le detectaron la enfermedad, es el hijo de un reconocido exfutbolista obereño, Eduardo “Palito” Báez.

Todo lo recaudado servirá para costear parte de los gastos del tratamiento en el Hospital Garrahan de Capital Federal.

La convocatoria tuvo una respuesta extraordinaria, que rescata lo mejor de cada uno los que colaboraron en pos de un buen fin: ayudar a alguien que lo necesita.