Diputados del Paraguay evaluarán el Tratado de Yacyretá por Aña Cuá

Se prevé que el proyecto generará ingresos adicionales a futuro de 80 millones de dólares anuales por venta de energía, al aumentar en un 9% más la capacidad de la represa durante cada año.

29/07/2018 12:42

La Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados del Paraguay tiene pendiente analizar las notas reversales que modifican el régimen financiero de Yacyretá, para dar lugar a la obra civil del brazo “Aña Cuá”, dentro de una reunión prevista que se concretará mañana.

La iniciativa que habilita las obras de Aña Cuá ya cuenta con media sanción de la Cámara de Senadores del vecino país. Sin embargo, cabe recordar que en una audiencia pública realizada en el Congreso paraguayo el 17 de julio pasado, los ciudadanos que asistieron rechazaron ampliamente el contenido del Tratado de Yacyretá al considerar que determina la entrega de su soberanía energética.

En relación a esto, el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Ulises Quintana, indicó que el objetivo de la próxima reunión es escuchar las explicaciones técnicas sobre los alcances e impactos que provocará la extensión de las obras sobre la mega represa, según informó el diario ABC Color.

“Es una cuestión bastante profunda y técnica por sobre todas las cosas, de mucha relevancia para todo el Paraguay”, señaló el parlamentario.

Según remarcaron los opositores a la iniciativa en el análisis, la modificación del Anexo C del régimen financiero recarga sobre la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) una deuda “sin respaldo documentario” con el Gobierno argentino. Además, para financiar la nueva central del Aña Cuá, se postergará hasta el 2023 el pago de la compensación por territorio inundado, y a partir de ese año se abonarán las diez cuotas anuales.

Al mismo tiempo anticiparon que más del 90% del negocio producido por la represa hidroeléctrica Yacyretá favorecerá al Gobierno argentino con la propuesta de sustituir el principio de la alternancia en la Dirección Ejecutiva de la EBY.

Se prevé que el proyecto generará ingresos adicionales a futuro de 80 millones de dólares anuales por venta de energía, al aumentar en un 9% más la capacidad de la represa durante cada año.