Desde el 2015 hubo un descenso en el financiamiento educativo

En un análisis de los últimos 20 años de la educación nacional, remarcan que hubo un estancamiento en la inversión que volvió a posicionarse en cifras previas a las últimas elecciones presidenciales. Educadores del país solicitaron un compromiso de un plan pedagógico a los candidatos a presidente.

08/09/2019 10:59

De acuerdo a los datos del informe nacional presentado por el Observatorio Argentinos por la Educación, del 2015 a la actualidad la inversión educativa en el país ha retrocedido y se ha estancado en valores que se mantuvieron entre en 2011 y 2014. Luego el análisis de los últimos 20 años en materia educativa, referentes de todo el país han solicitado a los candidatos presidenciales un compromiso con un plan de desarrollo y la urgencia en la implementación de la Cédula Nacional Escolar, aprobada en el Congreso y que permitiría un seguimiento de los estudiantes para actuar en el caso de deserción escolar.

Al respecto, PRIMERA EDICIÓN dialogó con uno de los autores del informe presentado el martes pasado en el Centro Cultural Néstor Kirchner, Nicolás Buchbinder: “Desde el 2015 hubo un descenso en el financiamiento educativo. Esto se ve en todos los indicadores que pueden medirse, desde los montos absolutos en términos reales (la cantidad de dinero destinado al sistema) o en los porcentajes de PBI, así como en la cantidad de gasto por alumno. En todos esos aspectos hay un descenso desde 2015 y 2016”, aseguró.

Asimismo, añadió que “hay dos dos formas de interpretar esto. Si tomamos como punto de comparación el 2015, está claro el descenso del financiamiento. No obstante, también puede verse que desde el 2011 hay un estancamiento bastante notorio en el gasto educativo, cuando termina la ley de financiamiento educativo. Al compararlo con 2014, tenemos un salto que se da hacia el 2015 y que luego baja hasta volver a posicionarse en los niveles del 2011. Entonces podríamos plantearnos si la excepcionalidad fue haber descendido en 2016 o haber llegado a un pico en 2015”.

Por otra parte, Buchbinder señaló que “ese año, 2015, fue eleccionario y muchas provincias trataron de cerrar sus paritarias de manera rápida y sin conflictos, lo cual significa en general invertir más dinero en salarios docentes, así que pudo colaborar a este pico en 2015”.

El coator del informe remarcó además que “si hubiera mantenido los niveles de inversión del 2015, estaríamos en un punto óptimo y habríamos cumplido con la Ley de Educación Nacional. Económicamente, también tenemos variaciones significativas en el crecimiento del país en 2011 y 2014, a lo cual la inversión educativa está obviamente atada”.

 

Tener números precisos

Durante la presentación del informe “El estado de la educación en Argentina”, todos los referentes concordaron en la importancia de contar con estadísticas acertadas. “Con este informe logramos sistematizar una cantidad de información que no está tan disponible. Desde el ministerio de Educación y la Secretaría de Evaluación en este momento se han publicado distintos informes que toman diversas dimensiones por separado y con lapsos de tiempo que no necesariamente son los mismos. Eso nos deja con información accesible al público pero bastante fragmentada. Este informe profundiza un poco lo hecho desde el Observatorio con su plataforma de datos abierta, ponemos a disposición una cantidad de información comparable desde 1998 hasta la fecha”, detalló uno de los investigadores del estudio, Nicolás Buchbinder.

Con esta información a mano “es posible plantear muchas preguntas. Por ejemplo, se ve que el acceso en el nivel primario en las últimas décadas está garantizada pero a su vez la matrícula del sector privada viene creciendo mientras que la del estatal decrece. Eso nos habla de que si bien hay ciertos problemas que parecen estar resueltos, porque los chicos acceden a la escuela primaria, también nos están diciendo que las escuelas de gestión estatal no atraen a familias y estudiantes que deciden irse a lo privado; eso pasa por algún motivo. En la secundaria, tenemos muchos desafíos”.

 

Plantear soluciones

A partir de contar con la información, los referentes educativos del país plantearon la necesidad de idear estrategias y políticas públicas. Luego de la presentación de este análisis de los últimos 20 años de la educación en Argentina, sus responsables la urgencia de implementar la Ley N° 27.489 de Cédula Escolar Nacional, aprobada por el Congreso, así como la necesidad de que los candidatos presidenciales se comprometan a presentar un plan educativo.

“Lo que impulsamos con la iniciativa de más de 35 expertos en educación es que los candidatos presidenciales firmen tres compromisos. El primero, es el de presentar un plan educativo concreto con sus objetivos y metas, que le permita a la ciudadanía conocer los planes en la educación. Lo segundo, es que se comprometan a cumplir con la Ley de Educación donde cada año debe hacerse un reporte anual y público sobre los avances de ese plan educativo. Por tercer lugar, que avancen en la transparencia educativa para difundir la información que se obtiene a través de los sistemas que ya contamos”, sintetizó a PRIMERA EDICIÓN el director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación, Ignacio Ibarzábal.

En cuanto a la Cédula Escolar Nacional, indicó que “desde el 2012, existe una resolución ministerial para crear el sistema nominal. En el medio, hubieron avances en los sistemas provinciales pero todavía no se ha podido consolidar a nivel nacional. Creemos que aplicar esto es muy importante porque tendríamos más posibilidades de gestión e investigación.