Amigos del Norte

Todos los materiales que utilizan son reciclados de cubiertas usadas, botellas de plástico y vidrio, maderas de todo tipo, bolsas, maples de huevos, pallets y cajas de madera o plástico, tambores y bidones. A cambio dan plantines de árboles nativos, de flores, plantas ornamentales, medicinales, de frutas, hortalizas y verduras.

26/05/2019 15:52

El Camping “Agroecológico Amigos del Norte” nació como un proyecto sustentable para evitar el éxodo de los jovenes de las zonas rurales y obtuvo el primer premio del certamen nacional “Mentes transformadoras”, convirtiéndose en el proyecto de innovación social más importante del país.

Actualmente, el predio de cinco hectáreas cuenta con cabañas, muros de neumáticos, baños, cantina y otros equipamientos hechos con productos reciclables, está situado en el Paraje “Nueva Argentina”, sobre la ruta provincial 19, a unos 30 kilómetros del casco céntrico de Colonia Wanda.

Además, cuenta con la construcción de cuatro tajamares que estarán terminados a fin de año y un arroyo. La idea es continuar realizando diferentes infraestructuras para brindar más comodidades al visitante.

Las familias y turistas podrán acercarse todos los días y, no solo se encontrarán con un espacio recreativo, sino también productivo y educativo. Para ingresar se podrá colaborar trayendo materiales reciclables como plásticos, gomas, telas, madera o bien abonando un pequeño monto.

Vale destacar que los jóvenes también realizan diferentes emprendimientos como el envasado de pickles, elaboración de mandioca frita, viveros, fabricación de mates y otras actividades. Además este año se realizó la primera edición de la “Fiesta Provincial del Jovén Rural” en la que hubo charlas, talleres, actividades deportivas, venta de próductos y paseos gastronómicos.

Los jóvenes son protagonistas de este proyecto que se convirtió en ejemplo de inclusión social en el país y que fomenta el trabajo rural con una mirada ecológica. Una nueva alternativa para vivir la experiencia de turismo rural.

El camping

El predio, que está emplazado en el municipio de Wanda, tiene poco más de cinco hectáreas con arboledas de monte nativo y un arroyo que lo atraviesa.

Esperan que sea un punto turístico diferenciado, sirva como incentivo al cooperativismo, a la cultura del trabajo, y a concientización del cuidado del medio ambiente.