Pericia psicológica para empleado judicial

Fue imputado por desobediencia judicial tras el incumplimiento de prohibición de acercamiento.

14/05/2019 09:08

El empleado judicial que fue detenido recientemente por agredir a su pareja y posteriormente, tras recuperar la libertad, por incumplir una medida de prohibición de acercamiento, seguirá apresado y ahora la Justicia solicitó que se le realice una pericia psicológica, indicaron las fuentes.

Cabe recordar que días atrás el hombre, quien cumplía funciones de secretario del Juzgado de Paz de Puerto Esperanza, fue apresado tras conocerse una denuncia en su contra por parte de su pareja, quien dio cuenta de que éste le propinó una golpiza y además se llevó de su casa un portafolio con títulos de propiedad y un automóvil, tal como informó la Policía.

La denunciante, una comerciante de 31 años, refirió que el día del hecho estaba en su domicilio del barrio Centro de Puerto Esperanza, en compañía de su pareja, un empleado judicial con el que mantenía una relación desde hace aproximadamente tres años y medio.

“Mensajes de una chica”

En esas circunstancias -dijo ante la Policía- le revisó el móvil al hombre y “encontró mensajes de una chica diciendo que él le quería ver y ella también a él”, lo que derivó en una discusión que terminó cuando el hombre la golpeó y se fue del lugar con los citados elementos, además del celular de ella. Ese mismo día, tras ser detenido, fue indagado por el titular del Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, y negó los cargos.

Luego de imponerle una restricción perimetral de acercamiento, el magistrado ordenó su liberación, supeditado a la causa.
Poco después compareció la denunciante y ahora fue citado el juez de Faltas de Wanda, quien -según la denuncia de la mujer- le habría sugerido “no denunciar a su pareja”, porque tendría antecedentes de violencia con su exesposa.

Durante la jornada de ayer, el secretario judicial -quien no es funcionario- fue imputado por presunta “desobediencia judicial” tras conocerse que no cumplió con la orden de no acercamiento a la denunciante, en tanto que se determinó que seguirá detenido hasta que se resuelva su situación procesal, agregaron las fuentes consultadas por este Diario.

Acto seguido, el magistrado interviniente ordenó la pericia psicológica al sospechoso, que ya acumuló dos causas.

Juez citado

Está previsto que en las próximas horas, el juez de Faltas de la localidad de Wanda declare ante el magistrado Martín Brites de Puerto Iguazú, que interviene en el hecho.

Tiene que ver con la mencionada causa judicial donde el secretario del juzgado de Paz fue imputado por “lesiones leves” a su pareja y ahora por “rebeldía”.

Negó los cargos

Durante la indagatoria realizada ayer ante el Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, el empleado judicial negó los cargos por la última acusación, es decir de acercarse a su pareja y de esta manera romper la prohibición de acercamiento. El hombre continuará detenido hasta que se resuelva su situación procesal.