Iguazú: imputaron al hombre que macheteó al chico de cinco años

El martes por la tarde corrió a sus vecinitos y a uno de ellos le produjo fractura de cráneo. El detenido de 67 años se negó a prestar declaración y el juez Brites lo acusó de “homicidio en grado de tentativa, dos hechos”. El menor despertó pero volvieron a sedarlo.

27/04/2019 09:29

Se cumplen cuatro días de la brutal agresión que sufrió un chico de cinco años a manos de su vecino. El hombre de 67 conocido en el barrio Bicentenario de Iguazú como “Don Ibarra”, macheteó a Sebastián en la cabeza y a su hermano de ocho en el cuello porque “estaba cansado” y quería que se fueran de su casa. Fue detenido y quedó a disposición del Juzgado de Instrucción 3 a cargo del magistrado Martín Brites.

Ayer, el acusado fue trasladado a la sede judicial para que sea indagado. El hombre, de nacionalidad paraguaya, fue asistido por un defensor oficial. Se negó a prestar declaración y en base al hecho que se investiga, el juez lo imputó de “homicidio en grado de tentativa”, por la agresión cometida contra los dos hermanos. En la continuación de los trámites legales se prevé que el magistrado llame a declaración testimonial a los vecinos y a los familiares del niño, para poder reconstruir el ataque y las motivaciones que pudo tener el hombre para arremeter a machetazos contra los pequeños.

Seguía sedado

Sebastián fue derivado a Posadas y operado el miércoles cerca del mediodía. Ayer se despertó tras la cirugía, pero por precaución los médicos volvieron a sedarlo. Hoy le realizarán una nueva evaluación.

PRIMERA EDICIÓN habló con Isabel, la mamá, y contó que lo pudo ver despierto apenas unos minutos. “Hoy entré a verlo. Se despertó pero empezó a vomitar, no retuvo nada del alimento”.

Los doctores optaron por volver a dormirlo, conectarlo al oxígeno artificial y esperar a este sábado para analizar su evolución.

Isabel dijo que se comunica por teléfono con sus hijos que quedaron en Iguazú. “Ellos quedaron traumados por lo que pasó. Tanto el de catorce como el de ocho años. Este último sobre todo no puede dormir porque se acuerda de lo que pasó. Me dijo que él tenía que haber estado en el lugar de su hermanito” relató.

La señora contó que aquí en Posadas está siendo bien atendida. Ya le habían dado un lugar en el albergue.

Manifestó también que afortunadamente entre los vecinos, algunos familiares y su hijo más grande están cuidando a los más pequeños. “Estaban haciendo empanadas para vender y poder juntar algunos pesos. Y me avisaron que alguien se acercó a llevarles mercaderías”.

Aún sin tener la noticia de la imputación que la Justicia le dio a su vecino, Isabel reclamó que no lo pusieran en libertad a “Don Ibarra”, ante los rumores que habían circulado al respecto. “No sería justo que lo liberen, porque quiso hacer una masacre en ese lugar. Si mi hijo de catorce no lo paraba hubiera seguido macheteándoles”.

La mamá reiteró que no entiende por qué el hombre hizo eso. “Los vecinos no pueden creer lo que pasó. A nadie se le hubiera ocurrido que fuera a hacer algo así, porque él siempre era amable con los demás chicos del barrio regalándoles frutas y alguna que otra cosa. Parece que estaba poseído. Hay que estar mal para hacer una cosa así”.

Isabel destacó que los médicos le dijeron que más allá de que aguardan la evolución de Sebastián, él estaba estable y la herida (de unos 20 centímetros), estaba sanando bien.