El preceptor apuñalado demandará al CGE y a la familia del agresor

Lo anticipó uno de sus abogados, Jorge Zabulanes, quien confirmó que su cliente no tiene ART ni seguro. Debió ser operado ayer porque tenía perforado el intestino.

15/03/2019 07:19


No fue una herida superficial la que sufrió el preceptor del Cep 6 apuñalado este miércoles por un alumno de quince años. De hecho, según confirmaron sus abogados a PRIMERA EDICIÓN, Jorge Zabulanes y Miguel Ángel Almeida Inass, después de estar varias horas en la guardia del hospital Madariaga, recién fue intervenido quirúrgicamente a la tarde porque tenía perforado el intestino delgado y eso le provocó una infección.

Según confirmó Zabulanes, “Roberto no tiene Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART), como tampoco lo tienen los otros preceptores y docentes que trabajan en el sistema educativo público de Misiones”.

Sus abogados esperan que los médicos descarten una infección aguda debido a la demora de la intervención quirúrgica antes de avanzar con las presentaciones legales, “por suerte, el corte fue en el intestino delgado y no en el grueso porque no hubiera llegado vivo a la noche por la infección; el corte fue muy profundo”, advirtió Zabulanes.

 

Dos demandas

Según anticipó el abogado a PRIMERA EDICIÓN, en los próximos días presentarían dos demandas, una contra el Consejo General de Educación (CGE) y el Ministerio de Educación “por la situación de indefensión de los trabajadores de la institución educativa, por no tener ART, protección ni algún tipo de seguro que proteja al docente. Creemos que el CGE y el Ministerio de Educación deben responder por esta situación de vulnerabilidad a la que exponen a los docentes” y una segunda, dependiendo de cómo se resuelva el tema contravencional, contra la familia del adolescente agresor.

“La familia de Roberto no busca una sanción tipo venganza contra el menor sino que se articulen las medidas necesarias para que esto no vuelva a ocurrir”, remarcó el abogado quien se manifestó esperanzado con el curso de la causa contravencional “sería interesante que se resuelva alguna medida ejemplificadora que quede como antecedente de que, no por ser menor, se puede entrar a una escuela con un arma y dañar a un docente, preceptor, directivo o un compañero sin tener ninguna consecuencia”.

Zabulanes confirmó que el adolescente agresor fue demorado unas horas y “ya está libre con su madre, pero ningún adulto fue intimado hasta el momento para que se haga responsable por el hecho”.

El preceptor, según confirmó su abogado, fue amenazado en varias oportunidades por alumnos, pero no pudo precisar si el adolescente que le propinó un puntazo este miércoles lo había intimado anterioridad, “en general, las amenazas no pasan de ser insultos, pero los docentes y preceptores están muy expuestos porque las escuelas no cuentan con gabinetes con psicodedagogos, psicólogos y trabajadores sociales que le sirvan de espacios de contención de los alumnos. En esta escuela se estaba abordando el tema de la violencia porque hubo problemas entre grupos de alumnos”.

El preceptor tiene varios días de licencia médica hasta recuperarse y aún no tiene definido si volverá a desempeñarse en el CEP 6 o pedirá su traslado a otra institución educativa, “sobre este tema hablamos con su esposa y con las autoridades de la escuela a quienes pedimos la suspensión del alumno porque creemos que no puede volver a ese colegio, pero la decisión la tomará Roberto y en este momento su prioridad es recuperar su salud”.

El alumno no seguirá en el CEP 6

Aunque las autoridades del CGE se manejan con mucha cautela, aseguraron ayer a este Diario que el alumno que apuñaló al preceptor no seguirá en el CEP 6.

Si bien ya lo había anticipado la directora del establecimiento, Karina Henn a PRIMERA EDICIÓN, lo cierto es que la última palabra la tenía el presidente del Consejo General de Educación ( CGE), Mauricio Maidana.

El adolescente continuará sus estudios en otra escuela secundaria, derecho que será garantizado desde el CGE. Vale recordar que este miércoles, el alumno y su mamá habían sido notificados que repitió el primer año y que debía recursarlo. Fue Roberto, el preceptor agredido, quien les notificó esta situación tras lo cual la mamá se retiró del establecimiento y el alumno fue a buscar una carpeta al curso, al salir al pasillo atacó a su preceptor con un cuchillo.

“No tenía antecedentes de violencia, sí tenía llamados de atención por no llevar elementos a clases y no hacer las tareas”, aseguró la directora del CEP 6.

Relacionadas