Estaciones de servicio restringen las cuotas para las tarjetas de crédito

En Posadas las firmas YPF, Shell y Axion limitaron el uso para las recargas por las demoras que tienen los bancos en las acreditaciones de los pagos y las comisiones que se aplican a cada operación.

10/02/2019 10:14


Luego de la última suba del precio de los combustibles también creció la cantidad de estaciones de servicio que confirmaron la suspensión del pago con tarjetas de crédito en cuotas para los clientes.

PRIMERA EDICIÓN realizó un relevamiento para corroborar las opciones de pago que ofrecen las diversas estaciones de las empresas

Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), Shell y Axion, considerando que hasta el cierre del año pasado aceptaban cobrar con financiación la carga de nafta. Sin embargo, ahora las mismas bocas de expendio decidieron eliminar esa opción, con lo cual los automovilistas se ven obligados a pagar en efectivo, con tarjeta de débito, o también con tarjeta de crédito pero solamente en una cuota.

Las empresas aclararon que dejaron de ofrecer ese medio de pago en protesta por los plazos de acreditación. De esta forma reclamaron sentirse “sometidos a una injusticia debido al pago de una comisión y soportando devoluciones de las ventas con una espera de casi un mes”.

Al mismo tiempo se comprueba que, mientras las tasas de interés se mantienen altas y la inflación no cesa, crece la tensión por los tiempos de pago entre los comercios y las empresas que operan las tarjetas de débito y crédito.

En relación a esto, en diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (CESANE), Faruk Jalaf señaló: “Tenemos que pagar el combustible al contado y por anticipado. No podemos estar financiando. Ni siquiera por tarjeta de crédito tendríamos que vender porque demoran 28 días exactamente para pagarnos. Mientras que otros productos, como comestibles y ropas, se pagan a la semana siguiente, a los que operamos con combustibles nos hacen esperar unos 28 días”.

Además aclaró que la opción de cobrar financiado “es una decisión personal de cada dueño de estación, hay algunos que aceptan trabajar con las cuotas de las tarjetas de crédito. El gran problema es que si hay subas como las del año pasado no se termina cobrando ni siquiera la mitad de lo que se vendió financiado”.

Por la normativa de la AFIP, ningún comercio puede dejar de ofrecer al menos una alternativa de medio de pago electrónico. Por eso las estaciones continúan aceptando las tarjetas de débito. Las empresas que brindan ese servicio les cobran un 1% de comisión, mientras que por la utilización de tarjetas de crédito se les recarga entre 1,3% a 1,5%.

Un automovilista, Mario Alfonso vendedor del barrio A3-2, que reconoció usar el vehículo todos los días por trabajo, indicó a este Diario: “Cada vez son menos las libertades de elección que tenemos los clientes. Encima que el precio de la nafta es una locura desde el año pasado, ahora nos quitan la posibilidad de pagar en cuotas lo que necesitamos usar. Antes uno podía hasta elegir usar la nafta Infinia pero ahora con los aumentos y la diferencia de precio que hay no queda otra que cargar el producto común. Yo dependo del vehículo, es mi herramienta para trabajar, pero el costo que me implica pagar la nafta me está complicando mucho”.

En la misma línea, H. Báez, cliente que salía de una estación de servicio del microcentro posadeño comentó: “Recién me encontré con la sorpresa de que no podía pagar la nafta que cargué con el plan de la tarjeta. Siempre me manejé con esa opción de usar la tarjeta de crédito y después cuando me llega el resumen decido cuánto pagar. Ahora me dijeron en la estación que solamente puedo pagar en efectivo o en una cuota”.

“Me molesta que ni siquiera coloquen carteles que adviertan eso antes que uno decida cuánto va a cargar en el tanque”, añadió.

En tanto que Lucía Del Campo, peluquera de la chacra 32-33, otra automovilista visiblemente molesta por la situación en general, opinó: “Ya es un abuso lo que cuesta, el año pasado cuando todo subió demasiado le echaron la culpa al dólar, pero ahora el litro de nafta está más cara que el dólar. No se entiende nada. A todos nos resulta imposible llenar el tanque, pero ahora también si uno quiere hacer una carga importante no puede elegir pagar eso en cuotas. Es muy frustrante”.

 

Preocupación por nuevos aumentos

La molestia de los usuarios se vuelve más evidente al ser consultados por las recientes modificaciones de los cuadros tarifarios por parte de todas las empresas petroleras.

Cabe recordar que en Posadas, en los últimos días Shell, YPF, y Axion alteraron sus valores entre 33 a 50 centavos, variando de acuerdo al producto ofrecido.

Así, YPF comenzó a vender el litro de nafta Súper a $42,09, Infinia $46,59, Diesel $38,95 e Infinia Diesel $45,64.

Por su parte en las estaciones Shell la nafta Súper se consigue a $42,69, el producto Premium $47,99, y la V-Power Diesel a $46,89.

Mientras que Axion aumentó el litro de Súper a $41,98, Premium $46,88, Diesel $38,88 y el Euro Diesel $45,58.

Los empleados de las estaciones de servicio consultados por este Diario reconocieron que se esperan incrementos más fuertes para las próximas semanas.

Mientras que Faruk Jalaf remarcó sobre la suba de los precios que “la pauta es clarita, si sube el precio del barril del petróleo sube el combustible.A fin del año pasado el barril bajó y también disminuyó el precio del combustible. Lo mismo pasa si sube el dólar. El barril de petróleo estaba a 40 dólares y ahora subió a 54 dólares, por eso se dio la última suba de las naftas. Esto puede ocurrir todos los meses porque no hay norma, el mercado es libre”.

“También el problema de Venezuela trajo aparejado que subiera el precio del barril del petróleo”, agregó.

Finalmente dijo: “Siempre que sube el precio caen las ventas, pero ésta es una suba tan mínima que ni se percibe en el precio. Los cambios bruscos se produjeron todos el año pasado porque el dólar se disparó de 20 pesos a casi 45 pesos. Pero este año creemos que eso ya no va a ocurrir. Esa es la expectativa, principalmente porque es un año electoral”.