Dieron de alta al menor herido de bala en un confuso episodio

La evolución del adolescente de 14 años fue rápida y no necesitó ser operado para quitarle el proyectil de un hombro. Desde el Hospital SAMIC aseguran que el caso fue denunciado.

15/01/2019 17:54

ATENCIÓN ESPECIALIZADA. Ayer el adolescente fue dado de alta tras las curaciones en el Hospital SAMIC.

El menor de 14 años que ingresó con un disparo de arma de fuego en el hombro izquierdo el sábado por la mañana al Hospital SAMIC de esta localidad, finalmente fue dado de alta ayer sin que fuera sometido a una intervención quirúrgica para extraerle el proyectil, ya que los cirujanos del centro de salud determinaron que no representa peligro para su vida el punto donde quedó alojado.

Había sido llevado hasta el hospital Marta Schwarz por su padre tras ser herido en medio de un tiroteo en la costa del río Paraná entre efectivos de la Prefectura Naval Argentina y supuestos contrabandistas que huyeron en el mismo bote con el que intentaron llegar a la zona ribereña.

De acuerdo a lo informado por PRIMERA EDICIÓN el domingo, el confuso episodio se inició en el barrio Santa Rosa, suroeste de Puerto Iguazú, donde los efectivos de la fuerza federal realizaban recorridas y se habrían encontrado con una embarcación con varios individuos que cruzaba desde suelo paraguayo.

Trascendió que los uniformados dieron la voz de alto, pero la respuesta fue una seguidilla de disparos. Se produjo un enfrenamiento a balazos que duró varios minutos y que los contrabandistas aprovecharon para darse a la fuga.

Minutos antes del mediodía del sábado en el sector Emergencias del SAMIC ingresó un mayor junto al adolescente con la herida en el hombro. Fue rápidamente sometido a estudios y curaciones.

Esos análisis permitieron establecer que tenía un orificio de entrada de arma de fuego en dicho sector, sin orificio de salida, que le había provocado una fractura en parte de la clavícula.

Su cuidado y evolución permitieron que ayer se ordenara el alta médica, sin necesidad que se lo opere para retirarle la munición.

No obstante, si la Justicia lo solicitara, se realizaría una intervención para obtener el proyectil y cotejarlo con las armas de los efectivos de Prefectura.

Frente a la gravedad de lo sucedido, la directora del hospital SAMIC, Raquel Matkoski, en diálogo con este Diario despejó dudas en cuanto al protocolo realizado tras el ingreso del menor lesionado.

Enfatizó que fue la doctora de la guardia quien de inmediato puso en conocimiento a la Policía del herido de bala y se continuó con las tareas de curación y estudios profundos.

No obstante desde la Prefectura, delegación Iguazú, se inició una investigación interna para determinar las responsabilidades que pudieran caberle a los efectivos involucrados.

Por ello es que las armas reglamentarias de los mismos fueron secuestradas y serán periciadas.