El lado glamoroso de la vejez

SESENTONAS. El creador es el fotógrafo Igor Gavar, quien durante más de cuatro años se dedicó a viajar por toda Rusia captando diferentes momentos de mujeres y hombres mayores.

10/12/2018 12:35

En cuestiones de moda, la idea central es la exaltación de la juventud y es muy usual ver fotografías retocadas de las modelos para eliminar cualquier rastro de vejez. Contradiciendo esta corriente surgió “Oldushka”, una agencia de modelos rusa que desafía la industria de la moda al contratar únicamente personas mayores de 45 años hasta los 85!!

El creador es el fotógrafo Igor Gavar, quien durante más de cuatro años se dedicó a viajar por toda Rusia captando diferentes momentos de mujeres y hombres mayores.

Colgaba las imágenes en su blog y fueron tan exitosas que se convirtió en una de las propuestas intergeneracionales más inclusivas e importantes del mundo de la publicidad y de la moda. Igor cree que el estilo, la belleza y la elegancia no entienden de edad, por esa razón le abre sus brazos al encanto del envejecimiento.

La agencia cuenta con nueve modelos que están trabajando no solo en su país sino que también llegaron a las tapas de Vogue, Elle, Benetton y a diferentes desfiles de la alta moda internacional. Una de ellas es Lyudmilia Brazhkina, ex-ingeniera, quien a los 63 años se ha convertido en modelo, quien comenta: “…En la vida real las personas mayores también quieren tener buen aspecto y sentirse atractivas…”.

La iniciativa de Igor Gavar tiene un efecto terapéutico en sus modelos, eleva su auto-estima y aumenta la confianza en sí mismos. Empatía, creatividad, ingenio, son algunos de los valores que están en juego en esta nueva etapa. Igor expresa que : “Es necesario que las generaciones más jóvenes entiendan la maravillosa etapa de la vejez, que comprendan que la edad es sólo una cifra, pues la madurez tiene su propia belleza”.

Estos modelos inspiran a lograr la autorealización en la tercera edad, con libertad, afecto y una mejor calidad de vida en todos los aspectos.

Los tiempos cambiaron, los avances en salud y tecnología nos van demostrando a cada paso que el estereotipo de vejez pasiva, enferma, que se limita a cuidar nietos y a estar frente al televisor, va cayendo cada vez más rápido.

Colabora
Hilda González
Whatsapp 3764-58 91 95