Cochería del Paraná, donde “Lo importante es brindar contención”

Cuando hablamos de servicios de sepelios rara vez lo relacionamos con palabras como contención, calidad, calidez, solución, etc.

06/08/2018 17:01


Es que cuando se trata de servicios fúnebres es común no hacer hincapié en estos aspectos, sin embargo, desde su fundación Cochería del Paraná inculcó como filosofía principal estos grandes ejes, desde la gerencia general hasta el personal de maestranza maneja el mismo idioma, el del respeto, y es tan importante que desde nuestro lugar y como referentes en el sector funerario lo hagamos costumbre, pero también desafiemos a nuestros colegas a poner su granito de arena y aportar en estos desafíos.

Debemos pensar y actuar en cada servicio con contención y dedicación profesional hacia los deudos, es difícil ponerse en el lugar del que perdió un familiar cercano, un amigo, padre o hijo, son pérdidas que se procesan de diferentes maneras, pero es nuestra tarea contener y brindar una solución acorde para cada caso. Acompañamos a las familias desde el primer momento, brindando el asesoramiento adecuado para canalizar cualquier inquietud. Contamos con un gran equipo de trabajo, altamente capacitado para acompañar este momento tan difícil y son ellos los que aportan ese diferencial, con alta vocación de servicio y orgullosos de poder prestar una cálida contención.

Empresa de servicios de sepelios
Previsora del Paraná nació como una empresa de prestación de servicios de sepelios, fundada en 1986 por don Carlos Añon y en continuación con su hijo Carlitos Añon, pasaron más de 30 años, con más de 800 mil afiliados que cuentan con su cobertura, con presencia en todo el litoral argentino, mediante un plan prepago sea individual o grupo familiar pero también, y con la misma calidad, a cualquier individuo que necesite contar con nuestra solución. Trabajamos para asegurar la tranquilidad de nuestros afiliados al brindarles un cálido respaldo ante los riesgos de la vida, siendo una empresa líder en la prestación de servicios sociales.

Son muy importantes la contención y el respeto. Me gustaría desafiar y preguntar por qué las empresas funerarias, sea grande o chica, no consideran estos puntos como importantes para brindar un servicio, poniendo énfasis cuando hablamos de servicios fúnebres, que uno debe prepararse permanentemente y saber desde el lugar que le toca que está brindando una ayuda y una solución.

Capacitación permanente
La capacitación debe ser permanente en todas las áreas, desde el asesor, que es la primera persona que recibe al deudo; los auxiliares que colaboran con la instalación del servicio y la atención permanente, los tanatologos, que trabajan con dedicación en el acondicionamiento de la persona fallecida; los oficiales de ceremonial, que contienen y organizan junto a la familia un homenaje significativo que destaque la historia vivida de quien murió; el personal de maestranza, que atiende a los deudos y colabora en cada detalle, hasta los administrativos, coordinadores de servicios y gerentes de las unidades. Cada uno es capacitado para desempañarse eficientemente en su sector, haciéndole saber la ética y los valores que pregona la compañía, entiende y comparte la filosofía de la empresa de brindar “el más cálido hasta siempre”.

Monitoreamos la calidad de nuestros procesos, servicio a servicio le ponemos gran atención a este detalle para que nada quede librado al azar. Otro punto a tener en cuenta en el desarrollo de nuestros colaboradores es que cuentan con el soporte de especialistas en duelos, profesionales que son parte de la Unidad de duelo Renasci (cita hasta la fecha en la ciudad de Corrientes), quienes dictan anualmente talleres sobre psicohigiene para el personal y les brindan capacitación sobre el duelo y sus características, para que ellos puedan acompañar a transitar a las familias en los inicios de esta triste etapa.

La unidad Renasci fue conformada en respuesta a la necesidad de orientación y acompañamiento a las personas que atraviesan la difícil situación de enfrentar la pérdida de un ser querido, con un grupo de profesionales brindan apoyo, identifican factores de riesgo de un duelo, educan y facilitan el proceso de pérdida, proporcionando alivio a través del conocimiento de diferentes herramientas que ayudarán a los deudos a aceptar y resignificar a esa persona que murió.

Esta iniciativa es innovadora en el país, ya que no existe otra de similares características, abierta al pública y gratuita. La compañía además promueve la profesionalización de cada uno de sus integrantes, proponiendo diferentes capacitaciones, estimulando el estudio de carreras afines, en fin, acompañando también a aquellas personas que son parte importante de nuestro crecimiento, sin ellos la consecución de los objetivos sería muy difícil.

Reinventarse como empresa
“En los tiempos que vivimos toda empresa de servicios debe estar atenta a las demandas, que son cada vez más inteligentes y observadoras, mucho más en los servicios de sepelios, desde mi lugar como gerente zonal de Cochería del Paraná es primordial prestar atención a lo que se pueda aplicar e innovar, desde ya, es muy importante contar con el apoyo de toda la firma de Previsora para esto, pero también uno debe enseñar al deudo que este es un momento único y que es muy importante realizar el mejor de los homenajes posibles, no solamente para que la ceremonia sea agradable, personalizada, con una atención permanente a cada persona que acompaña la pérdida, sino también porque es parte del duelo, ayuda a sobrellevarlo y no quedarse después con la sensación que debía haber hecho algo más para su último adiós”, dijo Ercole.

“Para terminar, no quiero dejar de destacar la próxima inauguración de nuestro nuevo edificio, en Santiago del Estero 1835, que contará con seis amplias salas de primer nivel, con sus áreas privadas, oficinas administrativas, sala para la contención especial de niños, cafetería, florería y una imponente flota de vehículos. Es un proyecto ambicioso que le presentará a Posadas otro significado en materia de la organización de servicios exequiales”, apuntó Fernando Martín Ercole.