Neurocirujano
1 diciembre, 2019
Mario Armando Barrera (56) siempre supo que quería ser médico. “Me abracé a ese proyecto. Descubrí que quería ser pediatra viendo trabajar a Juan José Ledesma, que hoy es el jefe de la terapia, y descubrí mi lugar en la medicina diez años después a través de un proyecto que organizó Gutiérrez y Guccione. Fui invitado a participar y encontré mi lugar. Realmente es algo que me apasiona. La medicina en general me apasiona”. “Con los chicos me siento multimillonario”