Se dio a la fuga tras atropellar

residía en una aldea de Fracrán

08/10/2007 00:00

SAN VICENTE. Un hombre de la comunidad aborigen que residía en la aldea Paí Antonio Martínez, de Fracrán, dejó de existir a raíz de las lesiones que sufrió cuando fue atropellado por un vehículo, cuyo conductor lo abandonó a la vera de la ruta y se dio a la fuga. El cadáver de Rogelio Escobar (61) fue encontrado por sus paisanos ayer por la mañana a un costado de la ruta nacional 14, en tanto que el médico que examinó el cuerpo sin vida manifestó que “el deceso se habría producido unas doce horas antes del hallazgo”.El accidente se produjo a la altura del Kilómetro 1.015 y se presume que rodado que lo atropelló circulaba en el sentido San Vicente – San Pedro. A raíz del impacto Escobar, cuyo cuerpo yacía en inmediaciones de la aldea, experimentó lesiones en distintas partes de su cuerpo. La doctora María Guadalupe Rabán, quién examinó al fallecido diagnosticó “traumatismo cerrado de cráneo con heridas cortantes de 10 centímetros en la región frontal parietal derecha y en los hombros, excoriaciones en región lumbar y en rodillas”. En el lugar la policía encontró restos de accesorios correspondientes a vidrios de ópticas y micas plásticas, evidencias que podrían ayudar a localizar a la desaprensiva persona que guiaba el vehículo que atropelló al aborigen y se dio a la fuga, sin prestar auxilio. Intervino el Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente.En Posadas, sobre la UruguayUn peatón permanece internado y su vida está en riesgo, debido a las gravísimas lesiones que experimentó el sábado por la noche al ser atropellado por una camioneta cuando intentaba trasponer la avenida Uruguay, por causas que se investigan. Se trata de Oscar Vicente Galeano (34), que fue atropellado por una Isuzu patente WUU-867 manejada por Pedro Guillermo Karabyn (46) que transitaba por la avenida Uruguay de Norte a Sur. El accidente se produjo a pocos metros de la avenida Cabred y a raíz del impacto la víctima fue trasladada al hospital Madariaga. El médico que lo examinó determinó que presentaba “traumatismo craneoencefálico y traumatismo toráxico cerrado izquierdo”, por lo que permanece internado y en estado de coma dos, debatiéndose entre la vida y la muerte. Intervino en el hecho personal de la Comisaría Tercera.Continúa internadoHilario Sotelo, el motociclista que el sábado fue atropellado por un vehículo en ruta 213 y la avenida Quaranta, permanecía internado ayer en el hospital Madariaga con pronóstico reservado y riesgo de vida.Tal como publicó ayer este medio, el hombre viajaba en una Gilera Futura de color rojo dominio 677-TJW y fue atropellado por un Daewo Lanos, patente paraguaya, que circulaba por Quaranta en sentido Oeste-Este, al mando de Miguel Angel Plaza Cruz (23), de nacionalidad colombiana, y llevaba como acompañante a Adrián Rojas (19). Como consecuencia del violento impacto el rodado que conducía Sotelo explotó y se incendió, quedando totalmente inutilizado. Mientras que su ocupante fue despedido a unos quince metros, voló por los aires y cayó al suelo dando vueltas, derrapando sobre la banquina, según relataron testigos ocasionales que esperaban la habilitación del semáforo en ese lugar.