“Paulina se murió planeando el cumpleaños de su hija más chica”

Felicita, la madre de la joven asesinada de 31 puntazos en el barrio Virgen de Itatí de Eldorado, contó que preparaban la celebración para mañana. Pedirán pericias psicológicas para el detenido.

21/04/2017 11:32

Con el dolor y las lágrimas a flor de piel, la madre de Paulina Portillo (26), la joven asesinada de 31 puntazos en el barrio Virgen de Itatí de Eldorado, habló en las últimas horas con los medios de comunicación y relató el duro momento por el que pasa, entre otros detalles, además del futuro de sus cuatro nietos, quienes permanecen aún en la casa de una de las vecinas de la víctima.“Nunca imaginé que iba a pasar algo así. Ojalá podamos salir adelante con mis nietos. Tengo fe en que Dios nos va a ayudar a salir adelante”, dijo ayer la mujer en diálogo con PRIMERA EDICIÓN, tras salir del Juzgado de Familia de Eldorado, donde junto con el resto de su familia finalmente coordinaron la entrega de los cuatro menores para su tutela.“Como ella es la mamá de Paulina, en principio no habría inconvenientes. No obstante, como hay chicos muy pequeños, el proceso será lento, porque lo que se busca es protegerlos. Por el momento van a continuar con su "abuela de corazón" pero con un régimen de visitas amplio a favor de las dos ‘abuelas’”, explicó sobre la tenencia de los niños de 2, 6, 8 y 9 años que se quedaron sin madre.“Yo quiero agradecer a esta mujer, esta vecina de mi hija, y a todos los vecinos del barrio Virgen de Itatí por lo que están haciendo, por la colaboración que nos están brindando”, dijo entre lágrimas Felicita, conmovida aún por el crimen de Paulina.Con la voz entrecortada, entre otras cosas, la mamá de la joven contó que junto a ella planeaba para mañana el cumpleaños de la más chica de las criaturas. “El sábado es el cumpleaños de la más chiquita, cumple 3 años, y Paulina me decía que no tenía nada para darle. Yo le hablé bien, le dije que no se preocupe, que algo íbamos a hacer, una tortita para ella. Pero bueno, no alcanzó, pobrecita”, indicó casi sin poder continuar.Horror y sañaEl caso se conoció el último lunes alrededor de las 23, cuando los propios vecinos del barrio Virgen de Itatí, a dos mil metros de la avenida San Martín y a la altura del kilómetro 3, informaron a la Policía provincial sobre la brutal agresión a la que era sometida Portillo.Ante el pedido de socorro de la víctima, los propios vecinos pusieron en fuga al presunto autor bajo una lluvia de piedras. Uniformados y testigos ingresaron a la vivienda y se toparon con el cuerpo de la joven mutilado a cuchillazos y machetazos. Los cuatro niños se encontraban encerrados en una habitación contigua.El concubino de la víctima fue apresado alrededor de las 23.30 sobre calle Bertoni y San Martín, en el acceso al barrio donde todo sucedió, gracias a que lo captaron las cámaras de seguridad de la zona. Minutos antes había escapado de los policías que lo buscaban en las inmediaciones.Vecinos de Itatí coincidieron ante los medios que Paulina era víctima de violencia de género, más allá de que por temor no había radicado nunca una denuncia ante las autoridades. La principal teoría apunta a que una nueva discusión de pareja iniciada por los celos del hombre derivó en el desenlace fatal.El sospechoso fue trasladado el miércoles ante la magistrada Nuria Allou, al frente de la causa. Allí se abstuvo de declarar y fue imputado por “homicidio doblemente calificado por femicidio y por la relación de convivencia”, figura que prevé la pena de prisión perpetua.