Presunto falso gestor de empleo se arrojó desde un décimo piso

Era eldoradense y tenía 28 años. Se investigan las circunstancias por las que se quitó la vida tirándose al patio interno de un edificio de calle Bolívar casi 25 de Mayo de Posadas.

09/09/2019 12:49

Minutos antes de que Leonardo Fabián Machado De Brun fuera encontrado sin vida, tras arrojarse desde la terraza al patio interno de un edificio del microcentro de esta capital, un efectivo de la Comisaría Primera había tocado el portero del departamento que alquilaba para notificarle que había sido denunciado formalmente por la presunta comisión de dos hechos de estafa.

Los dos supuestos damnificados de 40 y 56 años radicaron la presentación en la seccional de Villa Sarita, en la que señalaban que al joven de 28 años le habrían entregado 25 mil pesos en efectivo cada uno para que realizara sendas gestiones para obtener un puesto de trabajo en la delegación Posadas de la AFIP-Aduana.

Los llamados y mensajes a los que tampoco habría respondido durante las últimas horas correspondieron a una decena de otras víctimas similares que se apostaron desde las 22 del domingo en el hall y la vereda del edificio de la calle Bolívar al 1.430 (entre 25 de Mayo y 3 de Febrero), a una cuadra del Concejo Deliberante y la Municipalidad de Posadas.

Todos enfurecidos intentaron ubicarlo para exigirle la restitución de su dinero o algún tipo de avance en la promesa de empleo.

Tras el hallazgo del cadáver dentro del patio interno de planta baja del edificio, se desató la conmoción en las adyacencias hasta que intervinieron el juez de turno, Fernando Luis Verón, titular del Juzgado de Instrucción 3, más efectivos de la comisaría jurisdiccional, personal de la Policía Científica e investigadores de la Dirección Homicidios de la misma fuerza de seguridad.

Se confirmó de inmediato que se trataba del joven buscado por las presuntas víctimas.

Lo que se determinó con mayor sustento este lunes apuntó a que la caída fue desde la terraza del edificio de diez plantas y el ruido del desplome fue escuchado hasta en la vereda frente al inmueble y propiedades vecinas.

En las primarias acciones judiciales y policiales tras alertarse del hallazgo del cadáver, se presentaron en el lugar el juez Fernando Verón y la fiscal de Instrucción de turno, Adriana Herbociani.

 

Nada se descarta

Si bien las primeras impresiones y detalles recolectados por investigadores y peritos sostienen que se trató de un suicidio, la pesquisa profundizará hasta descartar todas las posibilidades de duda, es decir, hasta no tener fehacientemente claro lo sucedido no se aventurarán en afirmar o negar ninguna circunstancia.

Entre estas hipótesis no se descarta que Machado De Brun haya intentado ocultarse en el piso superior del inmueble, para no ser descubierto ni por los policías ni por las personas a las que habría engañado y que lo buscaban para notificarle las nuevas denuncias en su contra, y que producto de un accidente se cayó y perdió la vida.

Sobre la posibilidad de un homicidio, dos testigos apuntalaron lo contrario, aunque resultará clave el informe completo de la autopsia, especialmente la pericia toxicológica.

Se aguarda también que los investigadores de la Policía provincial reconstruyan las horas previas al macabro desenlace. Principalmente, corroborar si las denuncias por estafas estaban en curso o trámite judicial y si guardan relación con la presunta decisión de quitarse la vida.

Efectivos de la Dirección Cibercrimen procedieron a la extracción de los soportes de registro de cámaras de seguridad dentro del edificio, mientras que los integrantes de la Policía Científica relevaron huellas dactilares, secuestraron una notebook, un teléfono celular, un pendrive y alrededor de 6.200 pesos en efectivo, todo encontrado en el departamento de De Brun.