El servicio de agua potable restringido a la mitad

La avería de una bomba impulsora en la toma principal de agua, provocó inconvenientes en la provisión de agua potable en San Vicente.

25/08/2019 21:18

COMPLICADO. Desde la Cooperativa de Agua de San Vicente pidieron cuidar el consumo de agua. Foto: gentileza Félix Luz.

La avería de una bomba impulsora en la toma principal de agua, provocó inconvenientes en la provisión de agua potable en San Vicente. A través de un comunicado la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios Públicos pidió a los usuarios que racionen el consumo de agua potable hasta el martes, por lo menos. Sólo se encuentra trabajando una bomba que impulsa el 50% de lo habitual.

La bomba principal, que impulsa el agua para potabilizar desde la toma ubicada en el arroyo Guiray sufrió una avería y por esa razón se está potabilizando la mitad del volumen promedio. Según fuentes de la Cooperativa el daño se originó en un rulemán que ya se encuentra en reparación.

La bomba fue adquirida hace unos seis meses y estaría en período de garantía, aunque la misma “sólo cubre la reparación en el taller oficial que tiene el proveedor en la ciudad de Rosario. Mandamos la bomba a reparar y recién la estaríamos recibiendo el martes próximo”, indicó un allegado.

De noche baja el consumo

Además la fuente consultada aclaró que “estamos trabajando, pero con menos agua porque la bomba en la toma más chica manda menos agua que la nueva. El servicio no se cortó en ningún momento, sólo que durante el día el consumo es más alto y por eso escasea el agua potable. Por la noche el tanque de depósito y distribución se llena y se normaliza el servicio. Pedimos a los usuarios que racionalicen el agua por solidaridad al vecino y que entiendan que es una causa técnica”.

Hace unos seis meses se quemaron tres bombas a causa de las variaciones de tensión eléctrica y de un rayo que cayó en la zona de las dos tomas de agua y la estación de rebombeo. La Cooperativa que provee de agua compró una bomba de alto poder de inyección, pero un rulemán se averió y para no perder la garantía se mandó a reparar con los proveedores.