Mejoras viales en varios barrios de San Vicente

Será a través de una inversión del IPRODHA.

05/08/2019 21:03

MODERNIZACIÓN. Esta será una de las calles que recibirá cordón cuneta y empedrado en esta inversión de más de 6 millones de pesos.

Con una inversión de más de 6 millones de pesos a cargo del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA), se construirán nuevos cordones cuneta, empedrado y badenes en la Capital Nacional de la Madera.

Las calles a empedrar serán Atahualpa, Pasteur y Namuncurá, en el barrio Ceferino Namuncurá; la Horacio Quiroga, en el barrio San José; y la Scalabrini Ortiz, en el barrio Ex Alumnos.

El Concejo Deliberante ya aprobó dicha inversión, que forman parte de dos proyectos del IPRODHA.

El primero corresponde a una segunda parte de un desembolso que el ente provincial ya hizo efectivo en parte en 2018 y en esta oportunidad entregará 1.600.000 pesos, aproximadamente. El segundo desembolso es nuevo y tiene un monto total de 4.800.000 mil pesos.

Modo de ejecución

Las obras están en manos de la Municipalidad local, por lo que ahora ésta tiene que ver la forma de ejecutarlas.

Así, en los próximos días tendrá que decidir si ocupará para ello a empleados municipales, si utilizará las cooperativas de trabajo que prestan servicios al Municipio o si bien contratará a empresas privadas para llevar adelante los compromisos.

Aún no se sabe -o por lo menos no trascendió- si desde la intendencia harán un llamado a licitación por el total de las obras o bien asignarán las obras por partes para saltear ese proceso licitatorio y ceder las obras en forma directa.

Este es un ambicioso proyecto que encara la administración actual, encabezada por el renovador Waldomiro Dos Santos, a sólo cuatro meses de dejar el mandato, ya que el próximo 10 de diciembre asumirá como intendente Fabián Rodríguez, del Partido Agrario y Social (PAyS).

Se estima que se van a construir unos 1.700 metros de cordón cuneta, más de 10 mil metros cuadrados de empedrado y 300 metros cuadrados de badenes, en tres puntos neurálgicos de San Vicente.