Incertidumbre sobre la fecha para habilitar el paso Ituzaingó-Ayolas

Entre hoy y mañana se realizará una inspección a las obras del lado paraguayo, donde hubo un retraso que puede complicar la instalación de los sistemas de control.

10/07/2019 08:27

AVANZADO. El Centro de Frontera en Ituzaingó está prácticamente concluido, sólo faltan algunos detalles. Gentileza O. López.

El nuevo paso internacional entre la localidad correntina de Ituzaingó y la paraguaya de Ayolas, en el departamento Misiones del país vecino, tiene como fecha prevista de inauguración el próximo 26 de julio, pero, debido fundamentalmente al retraso de algunas obras del lado paraguayo, puede llegar a postergarse.

Aunque también se baraja la posibilidad de realizar una habilitación “experimental” el 16 de julio y dejar el acto oficial para después de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, algo similar a lo que se hizo con el nuevo Centro de Frontera de salida del país en el puente San Roque González de Santa Cruz que une Posadas-Encarnación.

En el caso de Ituzaingó-Ayolas, según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, “el Centro de Frontera del lado argentino, donde se realizarán los controles migratorios y aduaneros, ya está listo hace una semana, solamente falta instalar las casillas propiamente dichas. El grueso de la obra se encuentra a disposición y ya fue supervisada”.

El intendente de Ituzaingó, Eduardo Burna, fue uno de los primeros que salió en los medios correntinos esgrimiendo la posibilidad de postergar la inauguración, cuando se manejaba la alternativa de adelantarla como consecuencia de la rápida ejecución de los trabajos por parte de la empresa argentina contratada por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), la misma constructora que tuvo a su cargo el nuevo Centro de Frontera en Posadas.

En cambio, los funcionarios argentinos que estuvieron recorriendo las obras durante la última semana apuntaron algunos detalles que faltan del lado paraguayo y dijeron que “son más que nada pisos, luminarias y sanitarios, entre otros puntos. Después de eso se debe comenzar con las instalaciones de internet y las pruebas correspondientes”.

Incluso el secretario del Comité Ejecutivo de la EBY del lado paraguayo, Raúl Silva, manifestó que “el compromiso es llegar con los trabajos en tiempo y en forma previstos inicialmente” y aseguró que “si hubo algún tipo de retraso será subsanado, pero consideramos que el 26 de julio estarían concluidas en su totalidad, tal como nos pidió Presidencia de la Nación”.

 

Condicionados por las PASO

Hay que destacar que uno de los principales “apuros” por conocer la fecha exacta para la inauguración radica en la necesidad de confirmar la agenda de los presidentes de ambos países, Mauricio Macri y Mario Abdo Benítez, quienes estarán presentes. También el primer mandatario chileno, Sebastián Piñera, fue invitado y asistiría al encuentro.

En este abanico de posibilidades hay un dato no menor, y es que la ley electoral argentina prohíbe durante los 15 días previos a los comicios realizar “actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo y, en general, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales”. Esto también suma para que la inauguración del paso Ituzaingó-Ayola se postergue, aunque también se baraja la posibilidad de hacer el acto exclusivamente del lado paraguayo, sin violar de esa manera la ley electoral argentina.

Vale recordar que el 20 de marzo último, Macri y Benítez firmaron el acta para habilitar la comunicación vial por la ruta existente sobre la represa Yacyretá-Apipé entre Ituzaingó y Ayolas, que se convertirá en el tercer paso fronterizo terrestre de Corrientes y el primero con Paraguay. Actualmente cuentan con la conexión con Brasil mediante los puentes Paso de los Libres-Uruguayana y Santo Tomé-Sao Borja.

La apertura de este nueva conexión entre Argentina y Paraguay despierta muchas expectativas, debido a que descomprimirá el tránsito en la región, porque actualmente son muchos los que deben llegar hasta Posadas para utilizar el puente San Roque González de Santa Cruz y cruzar hacia Paraguay, vía Encarnación.

 

Servicio de ómnibus

Otro de los puntos que deberá definirse, a partir de la apertura del paso Ituzaingó-Ayolas, es el del servicio de colectivos entre ambas orillas.

De acuerdo a las últimas informaciones, la Dirección Nacional de Transporte de Paraguay (DINATRAN) deberá elaborar los pliegos para licitar el servicio. Esto fue resuelto luego de que la Entidad Binacional Yacyretá informara que no tiene previsto realizar esa prestación. Ya habría dos oferentes, uno de Corrientes y otro de Paraguay.